La soledad, puede parecernos una palabra negativa, dura, y para algunas personas inquietante y desoladora.

Ciertamente el estado que se esconde tras esta palabra suele asociarse con estas concepciones de la misma, pero bajo estas lineas quiero mostraros que no tenemos porque interpretarlo así.

¿Que significa soledad? podemos describir la soledad como la falta de compañía y de interacción con el entorno por parte de un individuo. Debido a esta apreciación, asociamos este estado con algo negativo, pero yo os insto a que cambiemos nuestro pensamiento y nuestra concepción de ella, apoyándonos en algunos ejemplos.

Soledad hacia la reflexión

Debemos de darnos cuenta de lo importante que puede ser la soledad propia para marcarnos el camino hacia nuestra propia reflexión interior, y con ello ayudarnos a tomar la decisión correcta en todos los aspectos de la vida.

Pongamos el foco en el papel que representa una soledad bien entendida y apreciada por el individuo, puede ayudar a valorar más su entorno familiar y social. Si somos capaces de abstraernos a nuestro propio interior y utilizar ese aislamiento y distancia que nuestra soledad interior nos aporta, podremos darnos cuenta de las necesidades y de aquellas cosas que necesitan las personas que nos rodean y nos quieren, y con ello tomar las medidas oportunas para, en todo lo que este en nuestra mano, aportarles y conseguir llevarles a un mayor grado de felicidad y satisfacción.

Soledad cuando buscamos pareja

Apreciar nuestra soledad, en el caso de no tener pareja, puede ayudarnos a valorar más las bondades de todo lo que rodea nuestras vidas. Una humilde perspectiva que puede ayudarnos a afrontar con mayor autoestima y alegría el echo de conocer y interactuar con una nueva persona. Pues tras haber aprendido a amarse y a disfrutar de la propia soledad, nos preparamos para compartir nuestro amor con otra persona sin caer en dependencias.

Soledad que se convierte en apreciación

En el caso de que ya compartamos nuestra vida con otra persona, también es fundamental tener presente la soledad. La soledad es meditación y reflexión, y tras ese estado de vacío mental, nos preparamos para evaluar con una perspectiva correcta nuestro interior y despertar así ante nuestros ojos las cosas bellas y sorprendentes que nos atraen y unen a otras personas.

Esto nos hará darnos cuenta de que es lo que la otra persona necesita de nosotros en muchos momentos, desde una caricia y un beso en un momento de acercamiento sentimental, hasta un abrazo y una palabra de consuelo y ánimo en un momento en que la otra persona lo esta pasando mal.

Aprecia tu soledad

Por eso y para terminar, me gustaría que tomando en consideración esta pequeña reflexión personal, cada uno de nosotros intentemos aprender a apreciar y utilizar la soledad, no como un aspecto negativo, si no como algo que todos podemos utilizar para aprender a relacionarnos y a interactuar mejor con todos aquellos que nos rodean.

Preparándonos para aportarles lo mejor de nosotros mismos, así como encontrar la alegría en nuestro interior, por eso, disfrutad de vuestra soledad, pues tras ella podemos deslumbrar un camino de auténtica felicidad.