Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hola Goodler@s. Si me permitís quiero empezar con unas preguntas que seguro la mayoría de las respuestas serán muy parecidas: Chicos, ¿alguna vez habéis tenido un malentendido con alguna chica por no saber qué es exactamente lo que quiere? Chicas, ¿alguna vez habéis pensado que el chico que teníais delante no os entendía absolutamente nada y parecía que tenía la misma sensibilidad que un chimpancé?

Por lo general suele pasar este tipo de situaciones debido a que, todavía, no sabemos llegar al punto de saber lo que quiere un hombre y lo que quiere una mujer. Por naturaleza hay una diferencia grandísima entre los hombres y las mujeres, pensamos diferente, sentimos diferente y, sobretodo, actuamos diferente.

 

Por eso, el cerebro humano ha sido estudiado científicamente y se ha descubierto que hay muchas diferencias entre el cerebro del hombre y el de la mujer.

El cerebro del hombre está diseñado para ser más lineal, actuar con rapidez y buscar soluciones con presteza, precisión y de manera más directa. Por el contrario el cerebro de la mujer está más inclinado al lado emocional, somos más sensibles, empatizamos mucho más por unas neuronas llamadas espejo, que hacen que sintamos las mismas emociones que transmite la persona que tenemos delante, tanto por sus gestos como por sus expresiones, y además somos comprensivas, no buscamos soluciones sino que escuchamos y comprendemos su situación.

 

Es entonces cuando llegamos al gran problema que hay entre los dos sexos. Los hombres no tienen ni idea de lo que quiere una mujer y las mujeres no tienen ni idea de lo que quiere un hombre. De ahí la famosa frase de “los hombres son de Marte y las mujeres de Venus”.

Por eso en esta serie de artículos hablaré sobre qué quieren los hombres y qué quieren las mujeres.

 

Empecemos por los hombres, estos seres que nos parecen tan simples a primera vista, ya que se ha creado un tópico sobre ellos muy escueto de lo que en verdad son.

Por lo general, las mujeres tenemos una imagen creada de los hombres que se basa en cualificar su actitud de manera que solo piensan en estar con chicas unas cuantas veces hasta que se cansan de ellas, ya que solo ven un “trofeo” que una vez conseguido ya no tiene ningún sentido seguir invirtiendo en ello. Pensamos que son como los críos con los juguetes, una vez juegan con nosotras un par de veces, se cansan y pasan a otro juego.

Otra de las cualidades que definen a los hombres, referente a lo que vemos las mujeres, es su orgullo de machito, son incapaces de reconocer un error ya que su ego no se lo permite por no parecer inferiores o simplemente unos pringados.

No consideramos que puedan tener conversaciones profundas o poder extrapolar las conversaciones más allá del tamaño de su miembro viril o de las chicas con las que ha conseguido acostarse, y si esta motivado hablar de sus hobbys.

Referente a los sentimientos, nosotras pensamos que a los chicos les da miedo expresar sus emociones, debido a que puedan perder su halo de machotes, y quedar mal delante de los demás.

Y sobretodo, y de lo que la mayoría de las mujeres estamos de acuerdo, es que los hombres tienen un miedo al compromiso impresionante, debido a su miedo a que les hagan daño o sentirse agobiados por sólo poder estar con una sola persona, y eso es debido a que no han madurado emocionalmente.

 

Eso es básicamente la cualificación que tiene una mujer hacia un hombre generalizando. Pero esta imagen la tenemos por la sociedad, que ha marcado unos cánones acerca de la personalidad de los hombres que no es la verdadera. Puede que algunos tengan algunos de esos rasgos, o incluso alguna vez los hayan tenidos todos, pero eso no significa que sean así siempre.

Los hombres son mucho más complicados que esas cuatro cosas, también sienten, sufren y se entregan.

Es más, los hombres lo tienen más difícil porque son ellos los que se lo tienen que currar para conquistarnos, son ellos los que se tienen que romper la cabeza para saber cómo llamar nuestra atención y sobretodo se complican la existencia pensando en cuál será nuestra respuesta hacia sus acciones. En resumidas cuentas ellos lo tienen más difícil y si además le sumamos que ya vamos con las defensas puestas por tener esa imagen equivocada de ellos, es más que imposible que tengamos la oportunidad de conocer a un chico maravilloso que nos sepa sacar una sonrisa.

 

Una situación muy común, es cuando estamos en la discoteca y vemos la típica escena de un chico que se acerca a una chica para conocerla. Esa simple acción ya hace que las mujeres estén en ventaja, ya que tienen la oportunidad de poder escoger o rechazar. Además de tener la chica el balón en su tejado, está en una situación cómoda, ya que ella no se ha movido de su sitio y está en su ambiente, pero el chico se la está jugando entrando a un circulo desconocido, exponiéndose a cualquier tipo de rechazo y además con las referencias que las mujeres tenemos de los hombres, ya tendremos seguramente la imagen de que sea un chico que solo busca una chica para pasar el rato, para hacerse el machote delante de sus amigos o simplemente por una estúpida apuesta.

Entonces con esas referencias, chicas, ¿todavía pensáis que los chicos tienen alguna oportunidad de simplemente querer conocer a una chica? La verdad, así es imposible que conozcamos a un chico magnifico o simplemente tengamos una amistad con una personas encantadora si no damos la oportunidad de que nos conozcan.

Tenemos que conocer de verdad a los hombres y saber que es realmente lo que piensan y lo que quieren y de eso es de lo que hablaré en mi siguiente artículo. Os daré las claves para descifrar la mente masculina.

Pero sobretodo debemos ponernos en su situación y pensar lo que haríamos en su lugar, y si fuera diferente hacérselo saber para que así por lo menos tengan una referencia de cómo podría funcionar mejor.

 

Y con esto os dejo hasta la próxima, un beso a todos y tened Good Life.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

COMÉNTALO