Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hola Goodler@s mandanguer@s, siguiendo con la serie de artículos de “protege tu reputación”, hoy os hago entrega de la cuarta parte, en la que trataremos la actitud a seguir con los hombres.

Como ya he dicho en anteriores artículos, en la sociedad hay unas normas básicas de comportamiento, es decir, siguen un mismo ”patrón” y cuando te sales de ahí se desata una tormenta de habladurías que no nos convienen nada. Ya sabemos que las personas se dedican a jugar al teléfono roto (tergiversa la verdad con acciones inventadas) que por lo general no te van a dejar en muy buen lugar. Por eso es necesario seguir unas normas básicas para no dar lugar a esas situaciones tan incómodas, de las que siempre eres la última persona en enterarse. Curioso pero cierto.

Muchas veces no sabemos qué es lo que les gusta exactamente a los hombres de las mujeres.

Si somos demasiado lanzadas no nos toman en serio, si por el contrario somos demasiado recatadas pecamos de estrechas. Es difícil conseguir un punto intermedio que les complazca.

La verdad, no son tan complicados. De hecho somos nosotras las que lo complicamos todo.

Le damos demasiadas vueltas a la cabeza sobre qué pensarán de nosotras, qué intención tendrán, qué clase de relación querrán tener, y todo eso nada más conocer al chico.

Aunque no nos demos cuenta, todas esas preguntas/dudas que nos acechan se reflejan bastante a la hora de actuar delante de ellos, nos hace tener diferente actitud y no nos deja mostrarnos tal cual somos en realidad.

Nuestra actitud ”modificada” por los pensamientos que nos invaden, se reflejan en el lenguaje corporal, unas señales que emana nuestro cuerpo y que son imposibles de controlar.

Esas señales las recibe el chico que tenemos delante, de manera muy inconsciente, y le hará determinar una impresión que tal vez no sea la más acertada a la que tenemos en realidad. Por eso es tan importante la actitud que tenemos con los hombres.

No es necesario quebrarse la cabeza para quedar bien con los ellos. Lo que buscan en las mujeres es la espontaneidad, el ser una chica extrovertida, sincera, clara, con la que se puede hablar de todo, teniendo conversaciones triviales, etc. Suele ser una actitud que les atrae mucho, por lo tanto, el ganarte su respeto en ese aspecto te hará subir varios peldaños en la escala de valor, que no te vean solo como mujer florero, sino que te vean segura de ti misma y ante los demás.

Esas cualidades son las que buscan los hombres, con las que te ganarás su confianza y le trasmitirás una muy buena imagen de ti.

reputación Protege tu reputación (IV): Actitud megan fox imagen mujer armani code 1 621244

Tu forma de hablar también dictaminará tu imagen. Está bien seguir el juego en una conversación un poco subida de tono, pero siempre dejando que sea el hombre el que sexualice la conversación. Dejando que ”lleven el control” de la conversación podremos decidir hasta qué punto estamos dispuestas a llegar, poniendo nosotras el límite. Ellos van a probar hasta dónde pueden hablar contigo, lo más importante es que le des la dosis justa, no muestres todas las cartas a la primera, dosifícalo y así ganarás su respeto.

Se puede seguir el juego de la sexualización en una conversación sin tener que ser muy explícita, dejando al descubierto un halo de inocencia y discreción, que les proporcionará una imagen de ti muy sexy.

Tampoco es necesario ir de estrecha, todas nos hemos divertido alguna vez teniendo una conversación de tonteo con algún chico, solo que tienes que saber hasta dónde llegar, que no parezca que te pueden tener solo con regalarte los oídos, eso solo demostraría carencias en tu personalidad.

Es muy importante para mantener una reputación intacta el saber actuar, reaccionar y comportarse ante los demás.

Tu forma de actuar determinará hasta donde se pueden coger confianzas contigo y qué nivel de respeto te van a dar.

La actitud con los hombres tiene que ser cercana, pero al mismo tiempo dejando ver que hay una línea que no deben sobrepasar. Algunas veces pecamos de ingénuos, y no nos hacemos respetar.

Debido a eso, es tan importante saber que distancia tienes que tener al interactuar con los demás.

Por mucho que seáis amigos y amigas en realidad sois hombres y mujeres, y es inevitable algunas veces sentir deseo sexual, aunque todo quede en una simple fantasía, pero si dejas que llegue a más, es probable que todo el respeto que te habías ganado se esfume en un momento.

Referente a los ligues, no está de más hacer lo que te apetezca y conectar con él hasta el punto que estés dispuesta a llegar, pero siempre dejándolo claro desde un principio, diciéndole al chico lo que estas dispuesta a dar, si le interesa bien, si no adiós.

Sobretodo haz lo que a ti te parezca mejor, pero con mil ojos, sabes que hasta las paredes tienen oídos, y nunca sabes quién se va a acabar enterando de tu vida y volver a jugar al teléfono roto.

Por eso haz lo que quieras en cada momento, pero siendo responsable de tus actos, intentando ser lo mas discreta posible y rodeándote de personas que también lo sean, ya que codearte con fanfarrones no te va a hacer ningún bien.

La actitud con los hombres hay que cuidarla en todo momento, no es aconsejable ir de un extremo a otro nada más conocer a una persona, es decir, no debes de pecar de introvertida y no hablar con casi nadie, pero tampoco de extrovertida cogiendo confianzas que no se te han dado.

Hay que tener un punto medio, ser sociable y simpática, hablar con todo el mundo de los temas que les interesen, siempre expresar una sonrisa y nunca poner mala cara a nadie, ser discreta pero haciéndote ver, y nunca enfocar las conversaciones hacia tu persona.

El ser una persona egocéntrica en las conversaciones causa rechazo para seguir hablando contigo.

Esa es la combinación perfecta para tener esa primera impresión que tanto deseamos.

Con estos sencillos pasos podremos tener una imagen intachable, una actitud muy sexy y respetable al mismo tiempo. Ningún hombre se podrá resistir a nuestra personalidad tan encantadora. Y solo lo conseguiréis siendo vosotras mismas, disfrutando del momento y dejando ver lo autenticas que sois.

Y con esto os dejo hasta la próxima, un beso a todos y tened Good Life.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

COMÉNTALO