Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Buenas a tod@s  los seguidores/as de Good life Seducción, en esta ocasión vamos a hablar de la observación.

En el anterior artículo de observación hicimos una pequeña introducción para comprender la importancia de la observación  y la calibración en el mundo de la seducción. Observación y calibración me atrevería  a decir que deben de ser  vuestras armas más afiladas y entrenadas si de verdad quieres tener éxito en tus seducciones. En esta primera parte hablaremos solo de observación, que será nuestro medio para calibrar.

La observación es la actividad  que detecta y asimila los rasgos de un elemento, utilizando los sentidos como instrumentos principales. La observación, como técnica de seducción, consiste en “ver” y “oír” (la tercera parte y no menos importante es interpretar, es decir: “calibración”) los hechos y fenómenos que queremos conocer.

No hay mensaje que el cuerpo no pueda transmitir a través de un gesto o sonido. Cultivando la habilidad de la observación, distinguiremos mejor los indicadores de interés y seremos capaces de saber qué está pasando dentro de la chica de manera inconsciente.

¿No te has preguntado nunca qué gestos y movimientos del cuerpo comunican el deseo de conocer a alguien?

Antes de nada, debes entender que las mujeres son mucho más perceptivas y sensibles al lenguaje corporal que los hombres. Utilizan la ingenuidad, la inocencia y la coquetería sin que apenas nos demos cuenta de ello.

 

Aunque cada vez se produce con menos frecuencia, rara vez una mujer se acercará a un hombre por su propia iniciativa, sin embargo, sí que da muchísimos mensajes para que lo hagas tú. Con cada mensaje hay que estar atento; recuerda: no hay gesto o información percibida que deba tomarse por separado.

El truco está en ver qué hace, cuándo lo hace y cómo lo hace después de que tú hayas hecho algo. Por ejemplo: no es lo mismo que se ría después de haberle contado un chiste, que después de haberte mordido los labios mientras la miras tras haberse cualificado. Evidentemente, por mucho que se parezcan las dos risitas, cada una tiene un significado distinto.

 Un “No”, dicho con coquetería puede ser un gran “SI”

La observación, como todo arte, hay que practicarla para acostumbrase de manera inconsciente a fijarse en todos aquellos detalles que te indicarán cómo proceder, y así parecer unas persona arrolladora y cautivadora.

Al principio podrá resultar un poco tedioso, incluso podemos pensar que nunca seremos capaces de percibir esos pequeños detalles y sutilezas. Vamos a ver ahora una pequeña analogía que nos ayude a entender cómo funciona el proceso de aprendizaje de la observación:

Cuando cogiste por primera vez en tu vida un móvil, ese cacharro que tantas alegrías y disgustos te proporcionará en tu vida como seductor, la forma de utilización sería nueva para ti.  Al principio lo trastearías, le darías a todos los botones sin saber muy bien qué hacer y te sentirías un poco desconcertado. Mientras aprendes dónde está la tecla menú, el volumen, cómo quitar el dichoso vibrador y  cómo hacer para descargar el tan codiciado WhatsApp, nuestro cerebro está buscando un patrón de uso consciente.

Igual sucede con los gestos faciales y corporales, pero hay una pequeña diferencia: nosotros nacemos con la habilidad de detectarlas.

De la misma forma que aprendemos a hacer consciente el uso del móvil hasta  al punto de volverse totalmente natural, es posible “configurar” el cerebro para leer el rostro de los demás.

“Entender cómo funciona algo facilita la convivencia con ello, mientras que la falta de compresión y la ignorancia inducen al temor y a la superstición y nos convierte en críticos de otros seres humanos.”

Dentro del lenguaje no verbal, que es en el que nos basamos para la observación, existen tres ámbitos: kinesia,  paralingüística y proxémica.

  • Kinesia: es todo tipo de comunicación no verbal expresada con los distintos movimientos del cuerpo y gestos faciales.
  • Paralingüística: Es todo aquello que abarca  las  variaciones  no   lingüísticas  dentro  del contexto de comunicación, como pueden ser el tono de voz, el volumen, los silencios y  el ritmo.
  • Proxémica: dentro del lenguaje no verbal es todo lo  relacionado con la utilización del espacio físico inmediato de la persona.

En Observación II Entraremos de fondo en la kinesia……

Un Saludo y “GOOD LIFE”

“El verdadero seductor es aquel que destila optimismo”

 

 

 

 

3 Respuestas

    • Fénix Fire

      Muchas gracias, rafavalpa. La verdad es que ya teníamos ganas de estrenarnos como web, aunque aún faltan algunas funciones.
      Un saludo, gracias por seguirnos y Good Life!!

      Responder
  1. Freyr Berkana

    Excelente!! Me muero por leer el siguiente. Gracias a Dios ya está listo, me muevo de inmediato a él, pero antes… Me gustaría darle una rapida leída al post inconcluso “La verdad de los Gimnasios” Mucha Suerte Chicos, Sigan Así. Buen post Amael!!!

    Responder

COMÉNTALO