Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Generando atracción con miedo…

Me siento agresivo, no me apetece nada empezar a hacer el gilipollas con el de dónde eres y chorradas del estilo. No me siento muy mandanguero. Lo que quiero es irme a casa y tumbarme a leer un buen libro tranquilo al frescor artificial del aire acondicionado.
 
De todas formas, George y Ángel me intentan animar para dar una vuelta y mandanguear un poco. Sus intentos ánimo no tienen demasiado éxito, pero aun así empezamos a andar.
La zona de los pubs está muerta, únicamente uno parece sobrevivir, en estado comatoso, pero vivo… Entramos a ver que nos encontramos. El pubs es pequeño y está medio lleno. Nada más entrar vemos a dos chicas jóvenes. La más marchosa de las dos nos presenta a la  otra amiga sin nosotros decir nada.
 
Empieza la seducción…

– Se llama Ana
Intercambiamos nombres y besos y nos quedamos todos callados como tontos unos segundos. En ese momento me dije, ya que estamos aquí, intentaremos animar un poco el cotarro. Me cojo a la simpática presentadora de amigas y decido hablar con ella. Es una chica morena de piel, ojos oscuros, pelo negro y muy bonito de cara. Su cuerpo hacía justicia, mediana altura y un cuerpo esbelto. Sin duda una chica muy bonita y capaz de despertar el instinto sexual de cualquier hombre.
– Deduzco que eres una chica muy expresiva
– ¿Si? ¿Por qué?
– Por la cara que acabas de poner.
Imito su cara. Recordemos que en la comunicación es muy importante que nuestro cuerpo y nuestros gestos estén en consonancia con lo que decimos y queremos transmitir.
– Si la verdad es que me dicen mucho que soy expresiva
Hago una pausa, penetrando en sus ojos y sonriendo. Ella se muerde el labio y el embelesamiento empieza a arrancar motores.
– ¿que mas dicen de ti María?
Muestro expectación y empiezo a embadurnar la interacción un tono más seductor
– Pues no lo se
– Podría decir de ti que además de ser muy expresiva, eres una chica extrovertida, si no nos hubieses presentado a tu amiga. Pero también tienes momentos de timidez y nerviosismo. Sobre todo delante de un chico atractivo (me señalo) como ahora.
La cualifico y empieza a reírse tontamente y a sonreír, aparta la mirada con nerviosismo, mi embelesamiento la impone, pero no me interesa que se evada de él.
– Mírame a los ojos María
Le ordeno cogiéndola de la mano. Una tonalidad autoritaria en el contexto adecuado, despierta mucha atracción en las chicas. En el sexo sobre todo.
– Veo que además eres una chica muy risueña, no dejas de sonreírme, y te estás poniendo un poquito nerviosa
– Yo no estoy nerviosa
Ni corto ni perezoso, me acerco a ella y le doy un beso lento y suave en la mejilla
– ¿Y ahora estas un poquito más nerviosa?
Sigue riendo y apartando la mirada mientras sostengo y acaricio su mano
– La verdad es que me estas poniendo un poquito nerviosa sí
Mientras lo dice me responde con una mirada fija para terminar mordiendo sus carnosos labios.
– Eso ya me gusta más María, tienes que ser sincera conmigo, porque yo soy muy sincero.
– Vale
– Soy tan sincero, que te tengo que avisar. No soy un chico bueno para ti.
Toda la frase suena a sexo en la forma en que la digo, sexualizando y generando una barrera mediante el miedoque genera mucha atracción
– ¿Por qué no eres un chico bueno?
Me mira como una niña pequeña hipnotizada
– Porque no soy bueno con las chicas como tú. Puedes salir corriendo cuando quieras.
Ahora pone cara de estar flipando, realmente es muy expresiva.
La atracción ya está muy alta, teniendo en cuenta que todo esto ocurre en apenas 5 minutos. Decido entonces destensar. Esta chica es muy joven y no va a soportar mucha más tensión sexual.
Le planteo un juego para examinarla y que se esfuerce en gustarme.
– Te voy a plantear un juego, para saber si de verdad no eres una chica tímida. No me gustan las chicas tímidas.
– A ver qué juego
– Yo te voy a plantear algo que de vergüenza, sin pasarme, y tu tendrás que hacerlo. Luego puedes plantearme algo a mí.
– A ver, tu dime lo que es.
Con esto se que no va a poder soportar algo muy fuerte, y además me interesa que salga victoriosa. Decido plantearle un reto fácil.
– Tienes que ponerte en el centro de la pista, subir el brazo y gritar. AHhhhhhhhhhhhhhhh.
– Puahh eso esta chupado, si lo estaba haciendo antes.
– Pues adelante
Se sitúa en el centro de la pista y pega un grito que se escucha en todo el pub, la gente se queda mirándola y yo empiezo a reírme.
– Muy bien María, te mereces un beso.
Le doy un beso lento y acariciante en el cuello.
– Ven aquí.
 
La cojo de la mano y la llevo a unos taburetes altos un poco más apartados, todo lo apartados que podían estar en un pub tan pequeño. Empiezo a generar confianza con ella y a hablar de todo un poco, a pesar de que la atracción es palpable, es importante hacer sólida la interacción para que tras separarnos, ella sienta que me conoce y de esta forma podamos llevar a cabo un juego ausente sin problemas. ¿No te contesta al WhastsApp ese número que obtuviste la otra noche? Eso es que no hiciste la interacción lo suficientemente sólida.
 
Al rato y en el mejor momento, llega una de sus amigas diciéndole que se tienen que ir y rompe el hechizo, habrá que seguir en otro momento…
– Vete, pero yo quiero seguir conociéndote
– Apúntate mi teléfono
Dos besos lentitos, descarto el beso en los labios
Voy a decirle algo más pero la amiga la coge de la mano y me deja a medio hablar.
Fénix Fire y Asmel están hablando con otras dos chicas y a los dos parece irles bien.
Salgo del pub y le envió un sms a María : No me gusta que me dejen con la palabra en la boca. Te llamo esta semana, no creo que te convenga juntarte conmigo, piénsatelo antes de cogerlo. Buenas noches María.
Aquí acaba la historia con María (evidentemente este no es su verdadero nombre). Posteriormente una de las amigas que se queda me dice que le he molado mucho a María. A lo cual respondo con sarcasmo y de forma juguetona
– ¿En serio?
Volví a ver a una de sus amigas al día siguiente, la cual me dijo que María estaba deseando que la llamara…
 
Como podéis haber averiguado en esta lectura, podemos generar atracción con una pequeña barrera de miedo a base de comentarios de la clase de “no soy un chico que te convenga”, generando misterio al mismo tiempo e insinuando placer sexual.
 
Próximamente hablaremos de este arte de generar atracción y misterio con el miedo.
 
Si te ha gustado este artículo, no olvides comentarlo. Tú también formas parte de este proyecto y nos gustaría aprender de ti.
Ponemos consejos muy molones en facebook, ¿a qué esperas para seguirnos?
También puedes agregarme a mi como amigo pinchando aquí

Sobre El Autor

Escribo e imparto cursos sobre desarrollo personal desde el año 2012. Mis ramas de actuación son la comunicación, la seducción, la inteligencia emocional y la meditación. Soy Graduado en Marketing y Administración, y actualmente estudio diseño de moda. Mi sueño es seguir mejorando mi vida día a día mientras intento influir en otros para mejorar la suya. Más en mi web: http://bravejungle.com

Artículos Relacionados

5 Respuestas

  1. Anonymous

    Uno de los mejores sargeos que leo en las ultimas semanas. yo tambien estoy en esa etapa de crear valor, aún no la domino..para mi la mejor es el del casamiento, y luego romper con ella. es muy complice y crea mucha química…

    Responder
  2. David Gracia

    Gracias tío!Seguiremos profundizando en temas de atracción y valor natural.Próximamente explicaremos mas detenidamente esa forma de generar atracción y tensión sexual. Saludos!

    Responder
  3. David Gracia

    Puedes ser como quieras, de hecho a las chicas les encanta el directo en diurno, por que no se lo esperan o incluso nunca antes ningún chico se le a acercado de día a intentar conocerla.No obstante, este tipo de directo tan sexualizador es mas para ambientes de fiesta. En el diurno quizás iría mejor un directo mas rollito sincero y honesto.Un abrazo!!

    Responder
  4. Luis DayGame

    Muy buena frase, la aplicare hombre gracias por tus artículos. Espero más Relatos eróticos jajajaja

    Responder

COMÉNTALO