Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¿Qué vas a encontrar en este artículo?

– Conocer en profundidad que es el duelo.

– Como afrontar las etapas de Ira y de negación.

– Consejos para que el duelo no sea tan traumático.

 

¿QUÉ ES EL DUELO?

Y un día la persona que estaba a tú lado decide dejarte, lo que fue un gran amor ahora es un desamor, ya no está, se fue o te dejó marchar. Y te encuentras en un estado de shock, de dolor, quizás tienes el llamado síndrome de corazón roto, o incluso tienes una ira tremenda, porque ese dolor es real, es palpable. Ahora no tienes apetito, duermes fatal, si consigues pegar ojo…, todo te recuerda a esa persona que te ha rechazado, ya no te quiere, ha decidido vivir una vida sin ti, te ha echado de su vida y lo niegas por todos los sitios pero a ti sólo te queda respetar su decisión, aceptarlo.

Ahora lo que toca vivir es un ¨duelo¨ . Escuchamos la palabra duelo y temblamos, lo trasladamos automáticamente a la muerte, pero no hace falta que se dé esa situación para tener que vivir un duelo, hay duelos pequeñitos como cambiar de piso, aunque sea para tener un piso o casa más grande, pero es todo lo que dejas atrás y el miedo por lo que pueda venir, lo desconocido. Perder un empleo sería otra especie de duelo, sería perder una seguridad, una tensión por tener que cerrar una etapa, todos los duelos se tienen que vivir con intensidad y todos nos harán crecer, es decir adiós a un tiempo ya vivido, despedirse.

Una ruptura de pareja, que nos deja la autoestima por los suelos, además de una decepción importante, son muchos sueños rotos, proyectos, recuerdos, ilusiones compartidas con la otra persona, hay que afrontarlo con mayúsculas y vivir este duelo para poder salir de esta situación, levantarnos con firmeza, seguir hacia delante, no nos queda otra, vivir el presente con intensidad para tener un futuro mejor, y a veces lo afrontamos como una muerte porque de eso se trata, algo muere el amor que nos profesábamos pero que ahora mismo no quedan nada más que las cenizas, y sientes como velas a ese muerto que es el amor con un duelo que puede durar meses o incluso días.

Una ruptura de pareja es un acontecimiento que produce un dolor y sufrimiento inmenso y es un proceso muy parecido al de un duelo por no decir el mismo proceso. A veces sentimos una ira inmensa, o incluso negamos la situación que nos ha tocado vivir. A las personas que lo estén viviendo o que aun no sepan que lo están padeciendo, deben de saber que hay fases por las que han de pasar, pero para su alivio, hay un final, una superación. El dolor que están sintiendo poco a poco disminuirá y conforme vayan avanzando por las distintas etapas, ese vacío que ahora sienten, se irá llenando hasta recuperarse.

Podría parecer también que a veces nos dejamos llevar por nuestros instintos más animales y sentimos rabia y frustración, porque es lo que en ese momento nos sale del alma, pero estimado compañer@, es sólo uno de los pasos de este duelo tan particular que a veces vivimos cuándo la vida nos da calabazas.

ira-300x298-1  La negación y la ira en el duelo ira 300x298 1 300x298

 

Antes de describir cuales son las fases o etapas del duelo, decir que estos pasos son muy relativos, porque cada persona es un mundo y cada cual en un momento tan traumático como éste, lo lleva como humildemente puede, sobre todo hay que ser ¨consciente¨ esa palabra me encanta. Hay que pensar que el recorrido por las diferentes etapas no es lineal, ni programado, es decir, al pasar de una fase a otra pueden quedar rastros de la etapa anterior o que también la persona vaya hacia atrás, es decir retroceda dos etapas o las avance, no todas las personas lo viven de la misma forma, no somos maquinas, ni guardan orden, ni tienen la misma duración. Empezaremos con las fases del duelo:

1.- Negación

Cuando experimentas la negación, activas un mecanismo de defensa de la psique humana por la que se rechaza toda información que se prefiere no conocer. Es un mecanismo de defensa natural, la negación es un intento de amortiguar el efecto del primer impacto. Un estado de shock, te quedas desorientado y paralizado. Centras toda la atención en la pérdida, es como un sueño del que quieres despertar y no puedes, no tienes ganas de hacer nada, no te puedes creer que te hayan abandonado, te llegan las típicas cuestiones de: No puede ser. No, no a mí. La duración de la misma etapa puede pasar desde un día a un mes según la persona.

Para abandonar esta pequeña etapa es necesario sólo tener autoestima y creer en lo que somos, la negación desaparece cuándo tienes una confianza y una fe en ti mismo que pueden romper el mundo en el que vives, la negación es sólo eso, negar, cuando nuestra cabeza tiene que afirmar que somos maravillosos, únicos y especiales, con esto abandonaremos nuestra negación y abordaremos otro que es todavía más complicado de abordar: la ira.

2.- La Ira

Aquí nos preguntamos: ¿Por qué a mí? Porqué nos ha sucedido esto, que hemos hecho para merecérnoslo. Cuando asumimos por fin la realidad e intentamos aun luchar contra la misma, entonces los sentimientos y las preguntas cambian. Nada te parece bien, nada te conforma y tú corazón tiene dolor, odio  rencor y una gran ira. Tu autoestima atropellada por la realidad necesita expresar su rabia para poder liberarse de ella, expulsarlo todo y no guardar más dolor. Esa ira inunda todo a tu alrededor y un enojo con la vida y el mundo.

La ira es posiblemente uno de los sentimientos humanos más negativos que existen y esto estriba en la manera en la que afrontamos la situación que tenemos delante, a veces, el ser humano es una persona que quiere las cosas ya y por eso no entiende las decisiones que otras personas puedan tener de nosotros, para eliminar esta fase es necesario solamente tener una cosa en cuenta, y es la paciencia, de la cual os he hablado en otros artículos.

 

En el siguiente artículo explicaremos las que nos parecen más importantes la negociación, la depresión y por último la aceptación.

Y como siempre unas frases para reflexionar:

La ira nace del temor, y éste de un sentimiento de debilidad o inferioridad. Si usted posee coraje o determinación, tendrá cada menos temor y en consecuencia se sentirá menos frustrado y enojado. (Dalai Lama)

A menudo, cuando inicias una relación con alguien que te gusta, tienes que justificar por qué te gusta. Sólo ves lo que quieres ver y niegas que algunos aspectos de esa persona te disgustan. Te mientes a ti mismo con el único fin de sentir que tienes razón. Después haces suposiciones, y una de ellas es: “Mi amor cambiará a esta persona”. Pero no es verdad. Tu amor no cambiará a nadie. Si las personas cambian es porque quieren cambiar, no porque tú puedas cambiarlas. (Don Miguel Ruiz)

Muchísimas gracias al escritor y músico P. Fusion por su aportación, puedes seguirlo aquí, te lo recomiendo https://www.facebook.com/pages/P-fusion/17339804270663

Por: Carlo Casanova y P.Fusion

COMÉNTALO