Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La parte positiva de la adversidad. Nada llega a nuestra vida por casualidad…

Tal parece que es la gran enemiga del hombre y del universo la adversidad, pero así hemos denominado a esta gran pedagoga. Las llamadas “desgracias” solo son un estremecimiento de raíz o “curas de caballo” como decían en mi planeta…son el complemento para que las cosas evolucionen y prosperen. Y claro está, nadie quiere desastres ni malos entendidos en su vida, nadie está dispuesto a entrar en guerra y mucho menos ir a un campo de batalla, ni verse en medio de un huracán, ni ser víctima de un terremoto.

La adversidad casi siempre es aquella inoportuna cura que viene y nos se espera.

Pero aunque parezca paradójico, los desastres naturales, las guerras, las enfermedades, vienen como resultado de unas emociones de bajas frecuencias, densidades desatadas por nosotros mismos, pues no hay causa sin efecto y así como es afuera es adentro.

coincidencias  Nada llega a nuestra vida por casualidad coincidencias

Nada está separado, el hombre es un célula de este planeta Tierra y sus comportamientos afectan a toda esa unidad, son aquellas cargas energéticas y emocionales que al acumularse en el subconsciente colectivo, brotan en cualquier momento, como un virus que se disemina. Son en su apariencia impredecibles, a semejanza de un terremoto o un accidente automovilístico, es como el cáncer cuando aparece o aquel enemigo que nos hace la vida imposible. Irrumpen por “sorpresa”, de manera que un día, cuando abrimos los ojos y como nos ha faltado discernimiento, los tenemos delante, pisándonos los talones, es aquella mala noticia que no esperábamos y nos sobrecoge, nos estremece, nos deja “de piedra”.

Escogemos siempre la forma de trascender y evolucionar.

“Aquel que no quiere caldo, se le dan tres tazas”.
Un día algo o alguien tocará a tu puerta y te sacará de ese estado, donde parecía que no pasaba nada y era todo muy aburrido… Porque llegamos a esta realidad de tercera dimensión con un propósito y reto, en el cual tendrás que introducirte y desempeñar, como dice el dicho, “más tarde que temprano”.

juzgarse  Nada llega a nuestra vida por casualidad juzgarse

Cuando éramos niños tan solo estábamos como en el “ojo del huracán” y era cuestión de tiempo que saliera a la luz el objetivo por el cual reencarnamos, la aventura que tú mism@ has escogido.
Por eso debes saber y el ideal es que no le pongas una etiqueta, o sea, no juzgues el drama que has escogido como una situación buena o mala…

No llegues a angustiarte.

No llegues a la angustia mientras estés ocupando un cuerpo físico, porque es tu propia expresión superior del YO, el que ha elegido y quien ha sacrificado un componente de su Esencia Sagrada para vivir en ese vehículo terrenal que ahora habitas.

Todo es y será para bien, todo es por amor y sabiduría que manan de la Fuente eterna y ambos no se rigen por las leyes de nuestro tiempo-Tierra. La Sabiduría y el Amor habitan en cada cosa y elemento de la gran existencia, no poseen dueños que las dominen o controlen a su antojo, da gracias porque tú eres un componente activo de su expansión creadora, por eso no debes angustiarte.

La vida te dará la sorpresa que estés preparado para recibir.

Quizás porque de otra manera no nos hubiéramos dado cuenta, por eso es que escogemos estos “traumas” tan dramáticos, pero que conste, todo es consentido por nuestro Ser más profundo, si no es en esta vida, en la otra, pero la lección debe ser superada por la prueba, nadie escapa a esto.

¿Se puede ser feliz en esta dimensión?

Afirmativo, sí que se puede ser feliz, pero ¿qué tipo de felicidad, la de un play boy?
Tendríamos que profundizar más en este tema, pues los conceptos de felicidad son muy variados, así como las alternativas no muy moralmente aceptables.

felicidad  Nada llega a nuestra vida por casualidad felicidad
Algunos por perseguir su ideal de felicidad son conducidos a una esclavitud con verdaderos tiranos de carne y hueso, muchos llegan a la violencia hacia ellos mismos y a sus prójimos.
El tirano quiere que seas feliz a su manera, pues se ha montado una felicidad a costa de los demás, quiere que seas feliz bajo su tutela y protección, por eso muchos maridos le pegan a sus mujeres y muchos bienhechores de la humanidad han sido grandes esclavistas.

La felicidad verdadera nunca hará violencia para perseguir su objetivo.

Roly Polanco Santana.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

COMÉNTALO