Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

En mis tiempos de ligoteo con John Mesías, frecuentábamos todo tipo de lugares, desde las discotecas más cutres hasta los sitios de Striptease (no confundir con Puticlubs). En los “Peep Shows” notábamos que las mujeres de allí, eran mujeres con una sabiduría total, tenían conocimientos sobre muchísimas materias (estado del país, amor, sexo, relaciones sociales …) y eran capaces de hacer cualquier cosa con tal de sacarte un baile. En ese momento John y yo tomamos de referente a estas bailarinas, ya que si ellas eran capaces de sacar un baile después de una buena conversación, nosotros llegamos a la conclusión que había que desarrollar una serie de conocimientos (sabiduría o sapiencia) que te diesen una ventaja respecto a las féminas, para no ser rechazados.

Desde el comienzo de la humanidad el sabio siempre ha tenido un sitio de relevancia en las culturas, de hecho, los chamanes eran la gente sabia de la tribu, aquellas personas a las que se les atribuían poderes místicos y tenían conocimientos del  mundo que les rodeaba. Eran gente muy valiosa y como tal tenían un puesto de relevancia y de importancia dentro de la jerarquía tribal. Por lo que saber, desde los albores de la humanidad, siempre ha estado premiado.

En mi caso, si me retrotraigo a mi más remota adolescencia, una frase “Sapere aude” de Immanuel Kant ya llamó mi atención, la frase significa “Atrévete a saber”, y yo me la tomé al pie de la letra, desde aquel momento, supe que había que cultivar la sabiduría como una herramienta que puede abrirte las puertas de muchos lugares.

La sabiduría se puede cultivar de diversas maneras, la principal de ellas es leyendo, y para ello te recomiendo que cojas todos los días un periódico y te mantengas al tanto de lo que ocurre en tu país. Los periódicos no traen sólo vida política, sino vida social, cultural…. como digo, es una buena manera de informarte por poco dinero, o gratuitamente.

Si no eres de los que les guste leer todos los días, existen pequeños libros de cultura general, que son baratos y te dan información acerca de materias como: Vida política, historia, geografía, astronomía ….

Estos libros son extremadamente útiles para tener ligeras nociones, y para saber de todo un poco. también suelen ser interesantes para poder contar algún pequeño dato curioso.

Leyendo también cultivas una gran oratoria, y no sólo eso, sino que también desarrollas un nuevo léxico y estas cosas son las que te ayudan no sólo en el mundo de la seducción, sino en el mundo de tu trabajo por ejemplo.

Si quieres desarrollar tu léxico, te recomiendo la poesía, la poesía tiene una serie de herramientas para poder cualificar bien a una mujer.

No es lo mismo decirle a una chica que tiene unos ojos muy bonitos que decirle:

María, me encanta tu mirada, ¿sabes que hace que mi corazón se derrita?, me recuerda a cuándo era niño y solía frecuentar el mar.

Mis poetas favoritos son Cernuda, Lorca, Aleixandre y Pablo Neruda. Lee algo de ellos y ya verás como a la hora de cualificar o piropear (siempre que esté justificado) a una chica ganas enteros.

Aún así para cultivar nuestra sabiduría también puede ser útil mirar programas didácticos, documentales o películas históricas, que tienen gran cantidad de información y que las podemos usar en nuestro propio beneficio.

Realizar cursillos, talleres … formarnos, es parte de nuestra vida. Todo lo que nos sirva para aprender es algo a lo que le tenemos que dar la bienvenida, en este caso realizar algún curso o taller nos va a venir bien. Un ejemplo sería el realizar un curso de cocina, algún curso de marketing o algún taller de Good Life que están a muy buen precio (xD)

Piensa que el “saber no ocupa lugar” y que nuestros conocimientos también dan ventaja. Hay veces que pensamos que no tiene nada de especial saber más, pero la realidad es que cuánto más sabes de algo o de todo en general tu atractivo aumenta, aunque eso sí, procura no caer en la arrogancia o en la vanidad, y si tienes conocimientos en algo compártelos.

Para poner punto y final a este artículo os diré que se puede ser sabio, pero que hay que tener afán por saber, y eso nos lo da la curiosidad, probablemente una de esas herramientas que la gente ha ido perdiendo poco a poco, debido al estrés que nos inunda en esta sociedad que lleva un ritmo frenético y loco. Sé curioso, pregúntate por las cosas, sé filósofo, preocúpate por conocer cosas de los demás, no te quedes en la duda del no saber, rompe los límites de tu mente.

Por último os dejaré dos frases de reflexión, espero que os sirvan:

 

Lee y conducirás, no leas y serás conducido. (Santa Teresa de Jesús)

 

La sabiduría es un adorno en la prosperidad y un refugio en la adversidad (Aristóteles)

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. Carlos Pulido

    Para mi ha sido un verdadero placer, admito que ha sido un autentico disfrute llegar a este foro, este y otro foro que no voy a nombrar me han dejado verdaderamente admirado,
    Siento que dí con un un amigo que lee los libros correctos, y quiere tener e su cabeza la información correcta, así si dan hasta ganas de comprar un libro o un audio,

    Hace poquito di con una autora, según yo muy poco criticable, ella insiste en una autoestima vista de una forma más, un poco más profunda, llegar a una verdadera autoestima,

    escuché por ahí que la sabiduría era el arte de sabe SA -BO REAR la vida, que la sabiduría ere más de sabor que de saber, cierto lo es que se necesita el saber para encontrar el mejor SABOR.

    Responder

COMÉNTALO