Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hola Gudler@s, en esta entrega de artículos sobre sexo vamos a hacer referencia a nuestra sexualidad como ya dije en el artículo anterior. Disfrutar de nuestros cuerpos ya sea solos o acompañados es un privilegio que tenemos al alcance de nuestras manos, de nosotros depende el conocer nuestras partes íntimas y como estimularlas de la manera más absoluta y placentera.

Para descubrir nuestra sexualidad y saber que nos gusta y cómo nos gusta, lo mejor es experimentar con nosotros mismos, o incluso podemos probar con nuestra pareja cosas nuevas para no caer en esa rutina que tanto tememos.

Los juguetes eróticos pueden llegar a ser muy divertidos tanto para hacerlo en solitario como en compañía, puede proporcionar sensaciones muy placenteras y puede crear mucho morbo a los momentos de pasión.

 

Los juguetes más utilizados son:

 

– Consolador: El consolador es un complemento sexual, utilizado tanto para la masturbación, como en las relaciones sexuales. Para la masturbación viene genial, haciendo el efecto de la penetración. En estos casos se recomienda un consolador con vibrador, para estimular más la zona interior de la vagina. Es más placentero que con las propias manos, debido a su forma de pene, con la longitud y el tamaño que escojamos, ya que hay una gran variedad de tamaño y texturas. Los hay de metal, de goma, de gelatina, cristal… De forma que podemos escoger lo que más nos guste, desde 15 cm hasta 24 cm, y por último de varias formas como consoladores acuáticos, con ventosa, para el clítoris, para el punto G, con doble pene, con estrías…Como podréis comprobar, es un juego bastante común, el artilugio sexual más antiguo de la historia, y con un millón de funciones que nos pueden hacer disfrutar de experiencias increíbles tanto en compañía como en momentos de intimidad y soledad.

 

– Bolas chinas: Las bolas chinas, son simplemente dos bolas huecas, de materiales diversos, que contienen en su interior una bola más pequeña y pesada. Esto hace que al introducirlas en la vagina, rueden, giren y vibren, provocando placer sexual. Pero además de su utilidad para provocar placer, también son recomendadas por muchos ginecologos para ayudar a las mujeres a mejorar el tono y la fuerza del músculo pubocoxigeo, que es el responsable del control de la vejiga. Este músculo se reconoce fácilmente: si vais al baño y cortáis el chorro de orina, lo estáis utilizando. El uso de las bolas, junto a los ejercicios de suelo pélvico, ideados por el Dr Kegel, son herramientas eficaces en el tratamiento de la incontinencia urinaria. Así mismo, se recomiendan para mejorar la fuerza y elasticidad de la vagina después de un parto, (ayudando a recobrar su forma anterior) o tras una operación. Las bolas se pueden utilizar de dos maneras: una es introduciendolas completamente en la vagina y moverlas o darle vueltas con los musculos interiores. La otra es introducirlas igualmente todas pero ir sacandolas de una en una, tirando del hilo e ir apretando todo lo posible con los musculos vaginales para retenerlas dentro. Este último movimiento de succión, se puede poner luego en práctica durante el coito, y es muy agradable para el hombre, ya que tiene la sensación de ser estrechamente envuelto por la vagina.

 

– Bolas anales tailandesas: Son un juguete erótico muy sencillo, suelen estar fabricadas de silicona y van unidas a un cordón del mismo material, que al final de él tiene una anilla que sirve para extraer las bolas.Tienen un tamaño no excesivamente grande, las bolas suelen medir 1cm y pueden variar hasta 2.5cm. Olvidándonos del mito de que el sexo anal es doloroso y sucio, porque bien hecho puede llegar a ser un sexo fantástico que nos descubre diferentes formas de disfrutar, hay que diferenciarlas de las bolas chinas, ya que éstas son más anchas, son de uso vaginal y van por pares, en cambio las bolas anales son desde 3 hasta 10 bolas. Algunas incluso cuentan con un vibrador para potenciar dicha estimulación. Hay que dejar lo primero la ansiedad y los nervios a un lado, es una de las muchas formas de hacer el amor, por lo que se trata de disfrutar y no de sufrir. Los juegos preliminares, caricias, masajes, besos, son un factor importante a tener en cuenta, ya que el esfínter no es como la vagina que tiende a dilatarse con facilidad. Se pueden utilizar lubricantes de agua o de silicona, pero en especial los lubricantes anales son los que más pueden ayudar a la relajación de la zona. El lubricar las bolas también facilita. No se deben introducir todas a la vez, hay que disfrutar de la sensación mientras las bolas se acomodan en el interior. Se pueden meter y sacar tantas veces como se quiera, incluso realizar diferentes posturas del sexo y sus formas, ya que no molestan en ninguna de las posturas. Lo más importante para disfrutar de las bolas chinas anales, es cuando se esté próximo al orgasmo ir sacándolas poco a poco para poder aumentar la estimulación.

 

 

– Columpios sexuales: Los columpios sexuales sirven basicamente para sujetar a la mujer en el aire mientras el hombre la penetra sin tener que cargar con ella, así de esa manera, el hombre no se cansa al tener que sujetar el cuerpo de la mujer solo con los brazos. Existen dos tipos de columpios sexuales: los que están fabricados para ser instalados en el techo de una habitación, y los que se usan de forma “temporal” para colocarlos por ejemplo en una puerta. Están conformados normalmente por tres correas, una que va en la parte media de la espalda, otra que va en la lumbar o el culo y las que son para sujetar las piernas. También podemos encontrar correas para los tobillos, todo dependerá del modelo. Normalmente el material es nylon acolchado, piel o imitación de piel, lo importante es que las correas sean suaves y cómodas para que no hagan daño en la piel de quien se suspende. El uso del columpio sexual es muy simple, ya que se trata de un accesorio para experimentar posturas, cómo por ejemplo colocarte de espaldas y sentarte sobre tu chico, practicar el perrito suspendidos en el aire e incluso experimentar con el sexo anal de esta divertida forma.

– Afrodisiacos: Un afrodisíaco es una sustancia que incrementa el deseo sexual. A través de la historia algunas comidas, bebidas y comportamientos han tenido la reputación de hacer que el sexo sea más placentero. Estos supuestos estimulantes de la líbido y del vigor amatorio son muy numerosos y abarcan desde perfumes, bebidas y alimentos hasta tejidos de animales, plantas y especias. Los más populares son el Ginseng, azafrán y los rayos de sol, de acuerdo a una revisión de estudios destinada a comprobar la eficacia de una serie de productos utilizados como afrodisíacos, efectuada por investigadores de la Universidad de Guelph (UoG), en Ontario (Canadá). También hay afrodisiacos por asociación sexual: fálicos como el plátano, el pepino o los espárragos; los símbolos vaginales como las ostras o las almejas; y los que recuerdan la mucosa genital como las fresas y manzanas rojas; los que recuerdan el cuerpo femenino como las peras y las guitarras y asimismo ciertas botellas de licor o perfumes.

 

– Lencería:Cuando de un encuentro sexual se trata todo importa, y es que la sensualidad no consiste en un cuerpo de muerte si no más bien en una actitud. El primer paso para ser completamente sexy es sentirte a gusto con tu cuerpo, independientemente de tus medidas, en el momento en el que eso suceda todo lo que uses con una actitud pasional te quedará genial. Lo más basico es escoger el sujetador y el culot/tanga perfecto. En estos casos el encaje y la seda es lo más sensual, del color ya depende de cada persona, pero lo más preferido suele ser el rojo pasión o el negro más elegante. Algunas prendas cuentan con transparencias en puntos claves como los senos o los glúteos, que pueden despertar los instintos pasionales más dormidos de tu pareja. Luego también se puede escoger un Baby Doll, los puedes encontrar desde más sencillitos de seda, hasta de encaje trasparente. Se puede complementar el look con un liguero y unas medias a conjunto, para hacer la pierna más larga y esbelta y te dara un look más picante y atrevido.

 

– Lubricantes: Los lubricantes, en su acción principal, sirven para ayudar a mejorar las relaciones sexuales referente a la penetración en la parte vaginal seca. Cuando una vagina no lubrica bien, al ser penetrada puede causar bastante dolor, por eso los lubricantes ayudan a que pueda resbalar y entrar mejor sin rasgar las paredes del utero. Además de esta función, han ampliado la gama de lubricantes para estimular las relaciones sexuales en su mayor esplendor con los siguientes efectos: lubricante para retardar la eyaculación, con guaraná para potenciar la líbido, con ylang-ylang que contiene propiedades afrodisiacas, con sabores y aromas a frutas, con aloe vera que contiene propiedades hidratantes, con efecto calor, efecto frío y los dos a la vez. Una gama increible de lubricantes para crear sensaciones diferentes.

 

 

Con estos productos estáis más que preparados para triunfar en una noche de pasión desenfrenada, experimentado con vuestra sexualidad y la de vuestro acompañante. Y sobretodo comunicáos, decíos lo que os gusta y lo que no, os aseguro que de esa manera disfrutareis más en la intimidad.

 

Y con esto os dejo hasta la próxima, un beso a todos y tened Good Life.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

COMÉNTALO