Las personas de las que más he aprendido hipnosis opinan que la hipnosis no existe. Ellos son grandes hipnotizadores.

Casi toda la gente que no conoce la hipnosis a fondo cree que hipnosis es el medio para tomar el control de la voluntad de las personas y manipularlas. Lo peor de todo es que creen que viene un hombre llamado hipnotizador y lo duerme para que no se acuerde de nada. Pues desde ya digo que esa creencia es más peligrosa que si fuera cierta (ya sabemos todos el poder de las creencias). La mejor hipnosis la hacen los buenos oradores, la publicidad con su neuro-marketing, los políticos, los líderes religiosos, y con mayor o menor éxito todos y cada uno de nosotros, y ninguno de los mencionados vamos durmiendo a nadie para manejarlos.

¿Entonces de qué se trata la hipnosis?

La hipnosis trata de dominar la comunicación y sus consecuencias. A veces subestimamos la comunicación y su capacidad de influencia, que consigue que un secuestrador libere a sus rehenes, consigue que los políticos aprendan a liderar y sosegar a las masas para evitar revueltas incluso en graves crisis económicas y consiguen que a pesar de todo los ciudadanos continúen votándoles, líderes religiosos locales y mundiales consiguen fidelizar a sus seguidores para mantener “viva” su iglesia y sus creencias (fe) a base de donaciones y continuidad de los ritos…

…bien, ¿y un seductor?…

El seductor, con su lenguaje no verbal y con sus palabras también es capaz de comunicar y subcomunicar muchísimas cosas. Por eso mi papel va a ser el de enseñarte a que seas un excelente hipnotizador, y más importante, saber comunicar lo mejor de ti mismo, y eso no sólo lo vas a transmitir a las mujeres, sino también a todos con los que te vas a rodear. Quiero convertir al seductor en un buen hipnotizador. Es por eso que la hipnosis que vamos a aprender no es la del trance y la de “dormir” a alguien; es casi más poderosa aún, es sutil, pasa desapercibida, llega al inconsciente y logra su cometido cuando se hace bien. También veremos la autohipnosis para potenciar nuestras capacidades. Muy en sintonía con la filosofía Good Life, aprenderemos a ser congruentes y a ser completos desde la naturalidad.

Hipnosis es Comunicación. En 30 segundos proyectamos mucha más información de lo que creemos, cuando hablamos aportamos información verbal y no verbal. Imagínate durante bastante más tiempo.

¿Has Reflexionado qué comunicas? Tu lenguaje corporal, ¿proyecta seguridad? ¿invita a acercarse a charlar o impone?. Cuando hablas ¿hablas con cadencia, tranquilo, vocalizando y entonando? ¿tu conversación es congruente con lo que quieres proyectar? ¿eres elocuente?  ¿proyectas confianza? ¿dudas, tartamudeas o tienes coletillas y tics innecesarios? ¿tienes temas de conversación interesante? En la aproximación ¿generas confianza? ¿creas conexión? ¿transmites sinceridad o por el contrario superficialidad? ¿vas demasiado deprisa o acompasas?

Todos tenemos áreas de mejora, incluso áreas que antes se nos daba bien y ahora necesitan un refuerzo. Otras habrá que entrenarlas con observación y pidiendo impresiones. Elige tu estilo. Transmitirás lo que quieres proyectar y serás congruente.

Ejercicio práctico: Es imposible no comunicar. Observa. Escucha a un buen orador, ¿qué cosas hace bien? ¿qué te podría aportar como mejora? ¿qué podrías aprender de él?. Observa tu gente cercana y cómo se comunica, su lenguaje verbal y no verbal, qué comunica, qué transmite, de quién podrías aprender. A qué seductor te quieres parecer… ¿es congruente contigo? ¿Qué podrías hacer para proyectar lo que deseas?

Ejercicio práctico: Tu primera hipnosis. El secreto de la hipnosis es en qué enfocas la atención de tu interlocutor. La próxima vez que hables con alguien, decide dónde quieres llevar su mente (a la orilla del mar escuchando las olas –hazle viajar–, haciéndole imaginar a una chica una escena sexual llena de sensualidad –excítala, hazle vibrar–…) piensa en que la mente es un lienzo en blanco y tú eres el que pinta lo que deseas. Hazle ver a la gente como quieres que te vean. Muestra tu mejor lado a la vez que te muestras cercano y empático. Y sigue mi último consejo:

Por último

Ten energía. En mis cursos transmito que la energía “mueve montañas”. Difícilmente tendrás energía si te saboteas, o si haces caso a tus excusas. Para llegar lejos se precisa perseverancia y mucha energía. Si has llegado hasta aquí créeme que tienes muchas cualidades de las que mucha gente carece para tener éxito. Que tener mucha energía no te haga descalibrar, es un error común al principio no darte cuenta que las otras personas tienen una menor energía y tienes que influirles paulatinamente.

Pon en comentarios qué te gustaría mejorar de tu imagen y pregunta todo lo que no hayas entendido. Cuando practiques los ejercicios coméntanos tus resultados de los ejercicios, especialmente si son curiosos: No te pongas excusas y hazlos. Éstos del principio son bastante sencillos.

~Phenon