Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Últimamente me gusta plantearme y replantearme cosas sobre la vida en general, no sé porqué, tal vez porque en estos momentos necesite replantearme ciertas cosas y me gusta compartirlas con vosotros, llamadme filantrópico. Mucho os he hablado sobre cómo conseguir objetivos en este página y sobre cómo lograr el éxito en determinados momentos. Ahora bien, hay una cosa en la que yo personalmente creo que hay que hacer hincapié y es en el tema de los estímulos.

Aquí puedes ver un vídeo que habla sobre eso en concreto.


En mi humilde opinión hay dos tipos de estímulos, los positivos y los negativos:

Los positivos son aquellos que nos hacen conseguir lo que nos proponemos de una manera sencilla pues contamos con un apoyo y con una aprobación de la gente que tenemos a nuestro alrededor, y eso nos hace ser lo suficientemente fuertes para conseguir todo aquello que nos propongamos. Pero, ¿los negativos? UFFF… los negativos… cuando tenemos a todo el mundo en nuestra contra y tenemos que librar batallas y mareas contra las personas que tenemos ante nuestro alrededor o incluso contra nuestra mente, tenemos un problema que, a veces, es un problema serio y muy grande.

 

¿Estímulos u objetivos? Los 6 est  mulos 400x301

SÉ REALISTA

Los objetivos que tenemos que conseguir en esta vida deben de ser realistas.

Ahora mismo, con 29 años que tengo en este momento, no puedo parecerme a Messi, o a Cristiano Ronaldo (el ejemplo está hecho para no ofender sentimientos futboleros), ten en cuenta que yo ahora mismo no he seguido el camino de estas personas, por lo tanto querer conseguir un balón de oro, a los 29 años, sin haber entrenado nunca y sin haber pisado un club de primera categoría como lo son el Real Madrid o el Barcelona, hacen que el sueño que tenga sea prácticamente imposible, por lo tanto no sería un sueño realista.

Ahora bien, si de pequeño ya jugaba en categorías inferiores y estoy en un equipo brillante (Atlético de Madrid, Real Madrid o Barça), pues entonces sí podría proponerme ser como ellos.

TIPOS DE ESTÍMULOS

A mi juicio existen tres tipos de estímulos que hacen que podamos tener éxito en algo o no:

 

1. ESTÍMULOS FAMILIARES

Nuestra familia siempre está ahí, para lo bueno y para lo malo ¿verdad? La familia nunca deja de ser un ente que tiene una personalidad viva y en el que formas parte de un conglomerado de tradiciones y costumbres, pero por otra parte, valoramos muchísimo lo que nos dicen las personas más cercanas que tenemos, nuestros familiares.

A veces pensamos que podemos hacer algo sólo con una de las palabras más importantes “ánimo” “ten paciencia”, “vamos”. Si las escuchamos y tenemos un respaldo de esta gente nos encontramos en un estado sublime, pero si por el contrario nos encontramos frases derrotistas o frases en las que nos dicen que no podemos hacer algo, nos venimos abajo, pues son las personas que más queremos.

¿Qué hacer en estos casos?

Es una pregunta difícil, la familia siempre estará ahí para lo bueno y para lo malo, pero si tienes una misión y un objetivo no dudes en perseguirlo, trata de ser asertivo con las personas que tienes a tu lado, e incluso les puedes decir “bueno, tú piensas que no puedo lograrlo, pero yo sí”.

 

¿Estímulos u objetivos? nada es imposible 400x172

2. ESTÍMULOS SOCIALES

Los amigos y las personas que tenemos a nuestro lado también forjan nuestro carácter y nuestra forma de ser debido a que hay influencias buenas e influencias malas, al igual que hay estímulos positivos y negativos. Muchas personas que tenemos a nuestro alrededor nos brindan apoyo, pero a veces también nos lo quitan, y aquí hemos de diferenciar con qué tipo de personas nos rodeamos.

Si encontramos personas que tienen nuestro mismo carácter o nuestra misma ideología (no tiene por qué ser política) observaremos que nos vamos a sentir más apoyados y reconfortados que si por el contrario tenemos personas que son muy diferentes  a nosotros porque ven la vida de otra manera. ¿Te estoy diciendo con esto que debes de juntarte sólo con personas que piensen igual que tú? No, ni mucho menos, lo que te digo es que cada persona es diferente y que esa persona puede ver que lo que tú intentas hacer es una chorrada. En esta vida hemos de saber relacionarnos con todo el mundo posible, y debemos también valorar a otras personas con las que no solemos hablar habitualmente.

¿Qué hacer con estas personas?

Si tienes un objetivo lucha por él. A veces, si uno está convencido de su éxito puede lograr aquello que se proponga de una manera simple, sencilla y fácil. Ten en cuenta de que nadie está en posesión de la verdad porque es relativa. Escucha y saca tus conclusiones, pero si luchas por algo, escúchate a ti mismo y valora lo que te digan los demás. A veces escuchando buenas y malas opiniones, podemos sacar una nueva idea o una manera diferente de ver las cosas, pero teniendo claro que es lo que quieres conseguir.

 

 

3. ESTÍMULOS CEREBRALES

Éstos son los que a veces te hacen replantearte si en ocasiones tú eres tu peor enemigo, y es cuando empiezas a dudar de ti mismo, o todo lo contrario, cuando la euforia que tienes se desata y haces todo lo posible por conseguir un objetivo teniendo tesón, horas y sobre todo mucha constancia.

Nuestra mente es nuestro órgano más poderoso y a la vez más débil, porque es capaz de hacer cosas increíbles.

Si tienes metas, tienes herramientas y si tienes herramientas tienes respuestas.

Cuando estamos pletóricos todo se nos hace más fácil, y qué decir de cuando estamos motivados, no hay nada que no tenga solución y además hace que todo esto tenga un motivo, un fin y una razón.

 

¿Estímulos u objetivos? objetivos para el exito 400x302

¿Y cuando nuestra mente es débil? Aquí es cuando tenemos un problema, porque nos alejamos de todo aquello que queremos ser, o incluso empezamos a desmoralizarnos, o tomamos las malas opiniones como ataques a nuestra persona, las mentes débiles lo echan y tiran todo por la borda porque no son estables, y se dejan llevar, no analizan, sólo sienten y no han hecho un trabajo interno desarrollado para ello. Los estímulos negativos a veces están relacionados con nuestra mente, si lo tienes claro, no hace falta más que seguir el camino marcado.

¿Qué hacer en estos casos?

Sólo te queda conocerte a ti mismo y saber cuales son tus actitudes, aptitudes y para lo que sirves y para lo que no. Cuando te conozcas a ti mismo más que otra cosa en el mundo, podrás tener un diálogo interno hiper desarrollado, y sólo así, se consigue lo que uno quiere.

Para reflexionar, esta frase:

Confiar en ti mismo no garantiza el éxito, pero no hacerlo garantiza el fracaso. (Albert Bandura).

COMÉNTALO