Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hola chicos y chicas, hoy hablaremos acerca del rechazo y cómo podremos hacer frente a éste de una manera sana, natural y positiva.

 

Yo: […] Dame tu teléfono.

Ella: No puedo. Tengo novio.

Yo: Ok, tú te lo pierdes, adiós.

 

¿Qué es el rechazo? Antes de aventurarnos en cómo combatirlo, diremos que el rechazo es relativo,es decir, no hay rechazo si nosotros no lo entendemos como tal, refiriéndonos a una interacción en la que dos personas se rechazan pero siguen charlando animadamente. Todo depende de cómo nos afecten estas pequeñas piedras en el camino.


Nuestra prioridad, entonces, será fortalecer nuestra percepción interna del rechazo para que éste no nos suponga mayor problema en los avances con una persona. Después de ello nos encargaremos de combatir las adversidades y nos daremos cuenta de que a veces éste, simplemente, se trata de un Stop más en la carretera que tenemos que seguir para avanzar con esa persona.

Por tanto, para combatir el rechazo dividiremos nuestras opciones en base a la percepción interna y la actuación externa.

Percepción interna

Como he dicho antes, el rechazo es relativo. Mejor dicho, la INFLUENCIA del rechazo sobre nosotros es relativa. Os explico por qué. El rechazo puede afectarnos en mayor o menor medida según:

1. Nuestro estado de ánimo: Como personas que somos, tenemos derecho a deprimirnos, a sentirnos mal, a querer quedarnos un día en la cama sin hacer nada, a llorar con una desgracia y a reír con una alegría. Amigos, somos humanos, dejémonos de paranoias y movidas que nos hacen querer parecer superhéroes. Porque no lo somos.

Si estamos mentalizándonos en aparentar algo que no somos, al final nos frustraremos y ante el rechazo le echaremos toda la culpa a la persona que tenemos delante. El primer paso para fortalecer nuestra percepción interna contra el rechazo es reconocer que, como humanos, somos débiles.

2. Nuestras creencias: Puede que nos creamos el premio, puede que “hagamos como si lo fuéramos hasta que lo fuésemos”. Pero señores, ser el premio no es ser superior a otro en una interacción. No es aspirar a conseguir a alguien. No es “si tú no me aceptas, tú te lo pierdes”. Creyendo eso sólo conseguiremos frustrarnos ante cualquier rechazo y, en consecuencia, quedarnos estancados y desarrollar una personalidad basada en una mentira.

En la seducción, el premio es lo que vamos a COMPARTIR las DOS personas; es la unión de dos personas desconocidas en sexo, relación estable o cualquier tipo de relación. Pensar que somos el premio viene bien para sentirnos superiores en momentos determinados cuando estamos de bajón, pero basar nuestra personalidad en eso es un error. Yo siempre pongo una metáfora:

 

“La seducción no son dos personas tirando de la cuerda hasta arrastrar al otro. Es convencer e ir soltando cuerda hasta que ambos nos juntamos”.

 

Toda persona debería saber que en las interacciones se producen pequeños “Stops” a los avances que intentamos como justificación a ciertas disonancias. Lo cierto y real es que si una persona te pone un límite, pero sigue queriendo conocerte, quizá debas optar por caminos diferentes para saltarte ese “Stop”.

Siendo esto así, ¿cómo podemos enfadarnos? ¿Cómo podemos sentirnos mal? Simplemente lo tomaremos como algo natural del proceso y no lo tomaremos como algo personal.

 

Actuación externa

Una vez explicado cómo nos debería influir el rechazo, pasaremos a cómo mostrarnos ante él. Nuestra reacción siempre estará en congruencia con nuestro estado de ánimo y nuestras creencias. Por ello, gestionaremos el rechazo mediante:

1. Nuestros recursos: En función del rechazo que recibamos, serán nuestros recursos para gestionarlo lo que nos hará superar esa pequeña prueba y ponernos a los dos más cerca de nuestro premio común. Esto se conseguirá con aptitudes o características como la asertividad o la empatía.

Si una chica no nos quiere dar su teléfono seamos observadores. Observemos la interacción a ver qué información nos ha dado ¿Viene con sus amigas? ¿Está su novio en otra parte de la sala? Igual están sus hermanos vigilándola, o sus padres, o un regimiento de OVNIs. Detectemos pues, en qué hemos podido fallar o por qué nos ha rechazado y tomemos otro camino. Igual esta chica es la de nuestros sueños…o igual queremos follárnosla, lo que sea, ella no sabe todavía que va a pasar. ¿Vamos a dejar que por unas cuantas palabras eso no pase?

 

Disponemos de una serie de herramientas ligüísticas asertivas y empáticas que, usándolas correctamente con la actitud adecuada irán corrigiendo su rechazo y su conducta progresivamente hasta llegar a nuestro encuentro. Son recursos de comunicación que harán más fácil el avance y darán al rechazo el papel que se merece, que es trivial en el supuesto de que no sea un rechazo definitivo.

Así pues, según los recursos que tengamos, el rechazo será sólo un paso más en nuestro avance o el fin definitivo de una interacción que podría haber llegado a más.

2. Nuestras acciones: Este apartado lo reservo para hablar de un concepto muy extendido en círculos sectarios que es la no reactividad. La no reactividad no es, como muchos piensan, quedarnos impasibles ante cualquier actitud que la otra persona muestre. Ser fríos como el témpano o no enfadarnos ante determinadas actitudes que ella muestre por ejemplo, en una reacción estable. En los foros leo consultas como: “He pensado mandarla a la mierda. ¿Esto es reactivo?” Pues sí, además de ser un maleducado, es reactivo.

La no reactividad, bien entendida, es no dejarnos llevar por nuestras emociones negativas extremas. Ante el rechazo es mejor tomar una actitud asertiva que ponga de manifiesto nuestras intenciones de una manera educada, sincera y no pasiva o agresiva. Pongamos un ejemplo:

 

Yo: Dame tu teléfono para vernos otro día.

Ella: (No percibe justificado el interés) No creo que sea buena idea darte mi teléfono.

Yo: (Actitud reactiva) ¿Pero tú quién te has creído que eres? Estoy aquí una hora hablando contigo y no me das el teléfono. Tú te lo pierdes, creída.

 

Esta es una reacción terriblemente reactiva y de mal gusto, pero creo que se entiende bien. Ante esta misma situación, si nos tomamos el rechazo como un paso más:

 

Yo: Dame tu teléfono para vernos otro día.

Ella: (No percibe justificado el interés) No creo que sea buena idea darte mi teléfono.

Yo: (Actitud no reactiva) Verás, Eva, creo que no me has entendido. (Con una sonrisa) Quiero tu teléfono porque me ha fascinado tu capacidad para conmoverme y ponerme nervioso y quiero descubrir si eres capaz de provocarme esto delante de una cerveza. Además, creo que si mañana por la mañana nos despertamos sabiendo que no tenemos medios para contactarnos nos sentiríamos muy desilusionados.

Ella: Anda, apunta, golfo…675….

 

¿Apreciáis la diferencia? Ella simplemente no percibía nuestro avance como algo legítimo. Utilizando la empatía y la afirmación de nuestras intenciones hemos cambiado su conducta.

Así pues, ante el rechazo no debemos enfadarnos ni interrumpir la interacción. Podemos hacer que el rechazo sea transitorio (créditos a Egoland) en base la actitud que mostremos ante lo que nos ha dicho. Nuestra actitud debe ser la de una persona valiosa, con experiencia y que sabe afrontar las situaciones en base a su complejidad.

En resumen, seremos gente que experimenta sus emociones y se alegra de reír, llorar, disfrutar, estar de bajón…unas personas que VIVEN sus emociones y que no se las dan de algo que no son. Personas que entienden que el rechazo es parte de la seducción y que no nos venimos abajo por cualquier rechazo menor. Que tenemos los recursos necesarios para darle la vuelta al rechazo y que no reaccionamos negativamente ante él.

Bueno chicos y chicas, hasta aquí otro artículo. Espero que la próxima vez que os digan “no”, sepáis transformarlo en un “sí”. Abrazoss!!!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

14 Respuestas

  1. Marcos Totem

    Entiendo perfectamente la actitud ante el rechazo temporal. Lo que nunca se habla en estos tópicos es de lo peligroso que es hablar ante freakies sociales que cuando una tía les dice “no” se flipan y se creen que es temporal y terminan medio acosándola (conozco varios casos reales). Hay gente muy tocada y estos post son en cierta medida muy peligrosos. Por otro lado tampoco se suele hablar de si el rechazo se produce, no por culpa de la tía, sino por culpa del tío (80% de los casos) que no ha sabido guardar los tiempos para generar el confort, la confianza y la familiaridad suficiente para hacer una propuesta. El 99% de los sargers que conozco quiere con rápido, como si no hubiera leído sobre seducción, no aguanta no pedir el teléfono y se salta el 99% ciertas fases de confort y comodidad social. Al fin y al cabo siguen jugando casi con las mismas reglas que antes, lo de “ser de la comunidad” es una etiqueta vacía en muchos casos.

    Responder
  2. Larsen

    Muy bueno Adrian 🙂 un gran articulo con buenos consejos y que tambien da cuenta de la evolucion espiritual que estas llevando a cabo…personalmente tambien estoy tratando de vivir mas el presente,auenque es dificil a veces, es necesario y uno entra en cierta percepcion muy especial de la realidad,un abrazo amigo nos estamos hablando

    Responder
    • MERCURY

      Muchas gracias Larsen. Si, es una respuesta a mi evolución consciente actual con la pretensión de dar consciencia a los demás. Un abrazo amigo Larsen 🙂

      Responder
  3. antoniolive

    Gracias por el libro y felicidades por la revista, escriben temas muy interesantes, espero que sigan.

    Por cierto espero que ganen en Bitacoras.

    Responder
  4. TherBlacks

    Hola! Me suscribí a este sitio porque vi que a aquellos suscritos se les enviaría este pdf. Me lo acabo de descargar, pero al intentar extraer el documento del rar pide contraseña. Sabéis algo? Aprovecho para agradeceros el gran trabajo que hacéis. Ya compartía vuestro enfoque sincero y optimista ante cuestiones como el relacionarse o la vida en general, pero el haberlo encontrado sintetizado en un blog ha sido realmente bueno. En verdad, he de reconocer que aún me falta determinación, en especial con el tema de las mujeres, pero ya comentaré cuestiones particulares más adelante si acaso. Os felicito de corazón y os animo a continuar trabajando. Un saludo!

    Responder
    • George Massoni

      Hola, TherBlacks!! Muchas gracias por tus palabras de apoyo!! Sin duda, son un gran aliciente para seguir mejorando nosotros también!

      La contraseña para extraer el documento la encontrarás al final del e-mail que se te ha mandado 😉 esperemos que lo disfrutes!

      Un abrazo y GL!!

      Responder
  5. justdoit

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices en el artículo. Yo me lo compré en su día. Y tengo que decir que me hizo más daño que otra cosa, me sentía paralizado y sin libertad de movimientos por querer usar un “método”. Fue la época de más escasez que he tenido. Seguir así Good Life Play. Se podría hacer un pdf increíble, como el que habéis acabado de hacer “cómo ligar por whatsup”, con cualquier recopilación de vuestros artículos. No hace falta leerse ningún libro. Un abrazo !

    Responder
  6. begorse

    Hola Alberto, me ha encantado este artículo y me encantaría conseguir un cuerpo parecido, por lo menos acercarme. El problema es que soy instructora de actividades dirigidas (step, aero G.A.P., body power y jumping), y claro, me paso todo el día haciendo aérobicos de más de 20 min y no tengo tiempo para entrenar como a mí me gustaría, o bueno, como tú explicas en este artículo. La dieta Paleo ya la empecé hace 2 meses y estoy encantadísima, me encuentro más fuerte, he bajado peso, psicológicamente también he notado una mejoría brutal…aunque me falta medirme la grasa. ¿Qué me puedes aconsejar respecto a lo del ejercicio? ¿sería peor combinar el trabajo con mi propio entrenamiento? Muchas gracias.

    Responder
    • Alberto EdFisica

      Hola Begorse!! Encantado de que compartas tu experiencia con nosotros!! Quien prueba la dieta paleo no vuelve a lo anterior porque la mejoría es brutal. Lo principal ahora en estos tiempos es tu trabajo pero sí que es una dificultad para conseguir un cuerpo tipo “fitness”. Si entrenas a tu cuerpo en el ejercicio aeróbico tus fibras musculares se adaptarán para ello y es todo lo contrario a ejercitar la fuerza. Puedes combinar tu trabajo con tu entreno pero teniendo en cuenta de que una cosa es contraproducente con la otra y no vas a conseguir los mismos resultados. De todas formas me faltan datos, ¿Cuantas clases das al día? ¿A qué hora? ¿Cuántos días vas a entrenar la fuerza? Lo que si puedes hacer es seguir haciendo la paleo para bajar toda la grasa que puedas y coger músculo ya que llevas poco tiempo y seguro que tu cuerpo sigue mejorando. Yo te aconsejaría que los únicos azúcares que consumas sean los de la fruta, la verdura y la miel. En momentos puntuales para recargar puedes utilizar patata. Me gustaría tener más datos: ¿Cómo estás haciendo la paleo? ¿Te entran ganas de comer azúcares que no debes después de trabajar? ¿Cómo lo solucionas? Y saber tu porcentaje de grasa actual para ver cual es tu objetivo también vendría bien. Saludos y espero poder ayudarte!!

      Responder
      • begorse

        Hola de nuevo, doy en total 14 clases repartidas en 4 días (3 y 4 clases al día de lunes a jueves), una por la mañana, otra a mediodía después de comer y 1 o 2 (depende del día) por la tarde-tarde/noche, si son 2 casi seguidas. Body hago 4 clases a la semana (2lunes y 2 miércoles) por la mañana y por la tarde. La Paleo me va muy bien, no tengo problemas con los azúcares, después de clase tampoco, algún día llego y me como dos mandarinas y se me pasa. En lo del porcentaje de grasa no te puedo contestar, he bajado una talla desde que empecé la Paleo, sin embargo apenas 4 kg y de ahí me cuesta bajar. No tengo cuerpo tipo “fitness” pero he de reconocer que se me nota algún músculo, sobretodo de brazos y piernas. Sueño con el abdomen jijiiji. Gracias por tu respuesta Alberto

      • Alberto EdFisica

        La verdad que son muchas clases aeróbicas. Pero bueno si no tienes problema con los azúcares y siguiendo con la paleo en apenas 2 meses has bajado 4 kg está muy bien. Seguro que sigues mejorando. Si dices que se te notan músculos en brazos y piernas no tiene que ser difícil que se te marque el abdomen aunque sin verte es difícil que pueda decírtelo. Quizás para conseguir tu objetivo también tengas que hipertrofiar un poco los abdominales además de perder la grasa en esa parte. Yo te recomendaría si quieres introducir el entrenamiento de fuerza que empezases con un día a la semana trabajando todo el cuerpo en la misma sesión y con ejercicios multiarticulares (Squat,press banca, jalones invertidos, press militar y abdominales porque es tu objetivo), los lunes por la mañana antes de dar tus clases porque supongo que vienes del fin de semana descansada. Que si quieres marcar abdominales consideres ese músculo como otro cualquiera y lo entrenes en intensidad y no en volúmen. En mi próximo artículo la semana que viene lo detallaré mejor. Agrégame al Facebook (Alberto EdFisica) si quieres para que estés informada y te podré contestar con más rapidez. Espero que sigas contándonos tus progresos que también nos sirve a todos para mejorar y que consigas lo que te propongas.

COMÉNTALO