Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

A nivel humano, la vida siempre se vive hacia adelante en un constante presente que nos conecta con el ahora. Sin embargo, la mente humana puede añorar vivencias del ayer, personas del pasado, momentos inolvidables… El error de vivir añorando el pasado nos conduce a la idea equivocada de creer que, en algún momento, es posible volver exactamente a ese punto. Lo cierto es que la vida es un cambio y una evolución constante, por tanto, tú ya no eres exactamente el mismo hoy que entonces, tampoco lo son tus expectativas, ni las circunstancias que te rodean.

Tomar conciencia de este cambio personal es un punto esencial para ganar objetividad. Del mismo modo, cuando dos amigos han estado distanciados durante mucho tiempo, puede que si en algún momento vuelven a reencontrarse, sientan que nada es como entonces. Puede suceder que la amistad no esté marcada por la misma confianza de entonces.

Las segundas oportunidades de la vida

También puede suceder lo contrario, puede ocurrir que una segunda oportunidad sea maravillosa. En cualquier caso, tanto si se trata de un cambio positivo como negativo, la realidad es que el ayer no determina el presente a modo de causa y efecto. Por tanto, es mejor no establecer constantes comparaciones entre pasado y futuro sino vivir cada etapa con todo lo bueno que puede ofrecerte cada vivencia.

Todos los momentos felices que has vivido forman parte de tu corazón. Puedes revivir todos esos instantes al recordar ahora las vivencias pasadas. La clave reside en transformar la añoranza por la gratitud. Es decir, cuando miras hacia tu pasado con la gratitud por todo lo bueno que has vivido te sientes una persona afortunada.

Con el inicio de un nuevo año, surgen las añoranzas por todo aquello que queda en el pasado y se abre también, la esperanza ante la historia personal que está por escribir.

¿Cómo encontrar el equilibrio entre pasado, presente y futuro?

La escritura es terapéutica

Es un medio que te permite conocerte mejor a ti mismo, poner orden en tu mundo interno. El inicio de un nuevo año puede ser un momento fantástico para encontrar espacio para la escritura de un diario y poner, cada día, unas líneas por escrito.

Tú eres tu mejor amigo

En el camino de la vida, conocerás a muchas personas, sin embargo, cada una de ellas compartirá contigo un periodo de tiempo determinado. Valora la compañía de los demás sin caer en la dependencia. La única persona que siempre estará a tu lado eres tú mismo. Cultiva tu autoestima porque en la medida en que alimentas tu amor propio, también mejoran tus relaciones personales. Aprende a quererte a ti mismo, sin condiciones.

Sinceridad contigo mismo

Expresa tus sentimientos de una forma libre. Por ejemplo, si quieres expresar tu amor a otra persona, es esencial que seas sincero contigo mismo y que no te adelantes a cuál será la respuesta del interlocutor. La tendencia a anticiparnos a cuál será la respuesta del otro es fuente de bloqueo ya que nadie puede ser adivino de los pensamientos ajenos.

Un diccionario emocional positivo

Existen palabras que merece la pena reforzar en el diccionario emocional: gracias, lo siento y por favor. Llena tu lenguaje cotidiano de palabras positivas que están cargadas de una gran belleza emocional. Una palabra amable produce un sentimiento agradable tanto al emisor como al receptor. Por el contrario, la queja constante y la crítica crean un bloqueo en la comunicación entre dos amigos.

Las distintas etapas de una relación

En toda relación estable existen etapas marcadas por una mayor proximidad y otras, marcadas por mayor distancia. Cuando tengas un motivo de preocupación, intenta reflexionar sobre aquello que tú puedes hacer al respecto.

Conviene cerrar los capítulos del pasado sentimental para poder avanzar en el camino hacia la felicidad. Es decir, hasta que una persona no ha superado un desamor del pasado no está preparada para tener una nueva relación. Aprende a ser tu mejor amigo, cuidando de ti con cariño, paciencia, respeto y empatía. De este modo, se crea un diálogo interior constructivo y valioso.

Define tus objetivos a corto plazo

Con el inicio de un nuevo año es un momento fantástico para definir tus objetivos a corto plazo y elaborar un plan de acción para alcanzar cada meta. La vida es un proceso de aprendizaje constante por lo que puedes asumir el rol de ser un eterno alumno que aprende cada día algo nuevo.

Siempre que quedas anclado en el pasado, boicoteas tus posibilidades presentes por tener puesta la atención en el lugar equivocado. Vivir pendiente del pasado es agotador porque nadie puede modificar el ayer, las cosas ocurrieron tal y como fueron. La vida es ahora: practica el carpe diem como la mejor filosofía existencial.

Si te ha gustado este artículo, te invito a que visites mobifriends blog donde escribo artículos sobre relaciones de pareja, amor, amistad y felicidad.

2 Respuestas

COMÉNTALO