Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hola, chicas y chicos. Habiendo revisado los artículos del blog, vi el que escribió Fénix Fire acerca de la diferenciación positiva para hombres. Bien, es el momento de que me dirija a vosotras, chicas, para orientaros sobre cómo diferenciaros positivamente entre esa masa de chicas entre la que nos vemos envueltas.

Con la diferenciación positiva lo que buscamos es precisamente diferenciarnos de las demás chicas, destacando entre la multitud, teniendo luz propia.

La manera de diferenciarnos de los demás no sólo se basa en ponerse un vestido rojo y pintarnos los labios, llega más allá.

Es tener una personalidad y una apariencia de 10. Es el causar sensación para que los chicos se den la vuelta para mirarte dos veces, así como hacer que se queden pasmados escuchándote hablar, pero que no sea porque están pensando en el partido de ayer sino porque de verdad le interesa lo que estás hablando. Sólo con conseguir que te escuche un hombre ya te puedes dar por satisfecha, ya que a los chicos no les gusta la conversación trivial, a las que tan acostumbradas estamos las chicas. Evidentemente, hay hombres y hombres. Normalmente un hombre que tiene más experiencia con chicas y sabe escucharlas y guiarlas nos escuchará más y con mejor calidad que el típico pandillero que sólo sabe salir de juerga con los amigos.

Los chicos son eminentemente prácticos y se aburren con facilidad.

Como en todo, hay extremos. Podemos pasar desde ser una oveja más a ser la oveja negra, y aunque el lado oscuro atrae bastante tampoco tenemos que ser motivo de críticas.

El ser una persona carismática, emprendedora atrae muchos seguidores, siempre siendo congruente con una misma y sobre todo estando cómodas con lo que hacemos en cada momento.

El dejarnos llevar siempre por el qué dirán o lo que dicta la sociedad es lo que nos hace ser una masa uniforme. Tal vez por eso no dejamos algunas veces salir a esa chica explosiva que llevamos dentro y perdemos muchas oportunidades de demostrarle al mundo lo que valemos o hasta qué punto estamos dispuestas a llegar para defender nuestros principios por no querer llamar la atención.

Partimos de la base de que dejarse llevar por la masa es señal de no tener una personalidad estable, y esa inseguridad se toma como falta de diferenciación. Ser tan moldeable te hace ser del montón y por lo tanto como consecuencia te hace perder atractivo. Debo matizar que con ser moldeable no me refiero a ser versátil. Ser moldeable, o manejable, nos restará atractivo; pero el ser una chica versátil que se adapta a las condiciones del contexto nos dará un valor natural muy positivo. Esta es la base de la diferenciación positiva.

Los chicos por lo general buscan a chicas aventureras, diferentes, por el motivo de estar cansados de ver siempre lo mismo y de tener las mismas conversaciones aburridas con chicas.
Mostrándole un nuevo mundo para explorar dejareis su mente abierta hacia la imaginación y sus ganas de descubrir más.

Siempre me gusta matizar lo mismo: si queréis que los chicos os consideren para algo más que para un simple polvo, ofrecedles algo diferente y positivo. Ofrecedles vuestra diferenciación positiva como algo único e irrepetible. Esto, como hablábamos en otro artículo, es esencial para “mantener capturado” a un seductor. Os asombraría saber la cantidad de mujeres que son incapaces de ofrecer emociones positivas y variadas ante este tipo de hombres, ya sea por inseguridad o porque simplemente no saben diferenciarse. Por eso, los hombres que merecen la pena valorarán lo único, aquello que te diferencia positivamente de las demás.

Además de sentirte mejor viéndote atractiva tanto por dentro como por fuera, desarrollarás una empatía con las personas de la que tal vez no seas consciente, pero que ayuda mucho a transmitir buen rollo. Siendo líder del grupo en el que estás, esas personas copiaran tu forma de moverte y de actuar. De esa manera tienes la actitud en tus manos, esa seguridad que trasmites será contagiosa; por lo tanto sonríe, sonríe mucho para que las personas no vean solo una chica atractiva y con una personalidad increíble, sino también una chica feliz que transmite su buena energía a los demás haciendo la estancia y su compañía mucho más placentera. De esa manera desarrollarás una actitud magnética, que hará que a las personas les cueste trabajo querer desplazarse de tu lado.

Por ello, para diferenciarte positivamente del resto de chicas simplemente has de seguir unas pocas premisas:

Primero, vístete de manera que te saques partido y a la vez seas elegante. A los chicos que merecen la pena no les mola una tía que simplemente vaya enseñando carne. Todas tenéis una seductora dentro, usad vuestra intuición. Es mejor insinuar que enseñar.

Segundo, ten una actitud positiva, de buen rollo, pero sé tajante y segura de ti misma cuando se trate de tomar decisiones y frenar los pies al chico cuando la situación lo requiera. Recordad que por ser más estrechas no vais a conseguir al chico antes, al contrario, pero si el chico no os respeta, haceos respetar con una actitud tranquila, sin perder los nervios. Dentro de poco trataremos la diferenciación positiva para mujeres de una manera más profunda dentro de la serie de Las Artes del Seductor.

Por último, si te encuentras bien muéstrate radiante, mejor dicho que te vean siempre radiante. Saca tu lado creativo que te hace única, rompe las barreras que te atan para llegar a donde quieres y nunca te dejes llevar por los demás, sino resalta tus cualidades más sociales, dejando atrás tus complejos porque sólo así acabaras destacando como una chica completa y diferenciada.

Hasta la próxima,

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

COMÉNTALO