Hola amiguitas mandangueras de Good Life. En este artículo quiero hacer referencia sobre algunos truquillos que algunas veces descuidamos u olvidamos, para hacerle pasar un buen rato al chico que nos gusta. Además nos ayudará a lucirnos delante de él y hacerles ver que somos unas diosas en la cama para terminar de dejarlos locos por nosotras y nuestro sexo.

A las chicas por lo general nos da vergüenza ser lanzadas en la cama, atrevidas, tomando la iniciativa. Pensamos que de esa manera podemos quedar mal, como demasiado frescas, pero es la manera de que el chico quiera volver a repetir. Si no ha quedado satisfecho o simplemente le ha parecido como las demás relaciones sexuales, las posibilidades de que quiera repetir serán mínimas. Sin embargo, si lo dejas estupefacto, rompiendo sus esquemas, deseará volver a verte para repetir otra vez aquellos intensos momentos de pasión.

También, referente a las relaciones de pareja, es importante mantener una relación sexual satisfactoria, tanto para el hombre como para la mujer, ya que caer en la rutina es bastante sencillo. Todo está en no acomodarse en la relación, ya que una vez entablada una confianza se va perdiendo la chispa del principio para dejar paso al confort, y esto algunas veces conlleva perder la magia en la cama.

En los siguientes apartados aprenderemos a llevar al hombre al éxtasis del placer, para que de esa manera queden verdaderamente locos por nosotras:

Prueba cosas diferentes: Tanto la típica postura, como el mismo sitio acaban aburriendo. No hace falta aprenderse de memoria el kamasutra, sin embargo no está de más probar nuevas posturas, tal vez de alguna manera sentimos más placer que en otra aunque parezca un poco incómoda a simple vista, todo es probar. También es cambiar el sitio, en vez de ser siempre en la cama puede ser en el sofá, en el suelo, contra la pared… Hay mil formas de hacerlo dentro de una misma habitación, y lo que es mejor es que lo sorprenderás con tu actitud dejándole la curiosidad de qué le propondrás la siguiente vez.

Realiza juegos de rol: Invéntate una historia, compleméntala con un traje y hazle pensar que está dentro de una película porno, hay miles de disfraces, como por ejemplo realizando su fantasía sexual o sorprenderlo con algún personaje, ya sea de secretaria, alumna, profesora, cualquier disfraz sexy hará que se meta en el papel de inmediato por lo tanto jugarás con sus expectativas.

Lencería y juguetes sexuales: Los hombres sienten cierta debilidad por la lencería fina, ya que las mujeres somos realmente sexy con un conjunto de ropa interior de encaje, añadido con unos tacones y unas medias con liguero y lo único en lo que pensarán será en arrancarlo con la boca. Para darle mayor intensidad al asunto puedes jugar con unas esposas, un pañuelo, una pluma, lubricante con efecto calor o frío, un consolador, todo eso conlleva a jugar con preliminares para ponerse a tono.

Busca encuentros nuevos: queda con tu chico en un bar, en el centro comercial, en el parque y hacerlo en cualquier sitio nuevo, ya sea en los baños, en los probadores, incluso dentro de una casa, en la cocina, en la ducha, contra la pared de la entrada,en sitios donde el morbo es insuperable. También puedes preparar una cita romántica en un hotel con champán, fresas, y velas, cualquiera de estas cosas les pillará por sorpresa.

Sexo oral para consentir a tu chico: El sexo oral siempre ha sido un tabú, y es una forma de disfrutar igual que cualquier otra, además es algo que los hombres lo valoran mucho ya que es una de las cosas que más locos los vuelve, y si encima ven que disfrutas a la misma vez que ellos, su placer se incrementará. Si una cosa les hace perder los estribos es el sentirse los dueños y señores, y si se lo haces saber mientras practicas el sexo oral de rodillas y le miras a los ojos sentirán el mayor placer que han podido experimentar.

Siempre hay que entender que el sexo lo tienen que disfrutar los dos por igual, tanto hay que dar placer como recibir, todo está en hablar. La comunicación es muy importante, el contar las fantasías para poder realizarlas, o el decir lo que sí ha gustado y lo que no para repetirlo o mejorarlo. Hay que matizar que NO hay que hablar de estos temas durante el sexo. Lo ideal es comentar estos temas en un ambiente distendido que no tenga mayor trascendencia. El hablar esto durante el sexo no sólo bajará la libido, sino que puede traer consecuencias como entrar en desacuerdos justo antes de empezar las relaciones…y no hace falta que os diga que esto es totalmente contraproducente. Hablad sin vergüenza, sin tapujos, para que no hayan malentendidos y poder disfrutar 100% del buen sexo.

Y con esto os dejo que probéis vuestros nuevos conocimientos sobre el sexo, un abrazo y hasta la próxima.