Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hola Goodler@s mandanguer@s, en este artículo reflexionaremos sobre el gran dilema que se nos presenta a nosotras las chicas. ¿Como podemos ser libres y al mismo tiempo mantener nuestra reputación?
Para empezar quiero haceros una pregunta para que mientras leéis este artículo reflexionéis sobre el significado de la palabra ”zorra”.

Todo esto viene a un debate que tuve el otro día con unos amigos sobre la libertad de la mujer hoy en día, si estamos en igualdad de condiciones referente al sexo con los hombres, o si de lo contrario estamos en desventaja ante ellos, por eso de ser chicas buenas, princesitas, puras y todas esas gilipolleces que se llevaban en los años 60, pero que ahora se ha demostrado como dice mi compañero Sr. BlackDog

Es por el miedo del chico a no estar a la altura de la experiencias de las chicas, de ser uno más que pasa entre sus piernas, sin pena ni gloria, miedo también al daño que una mujer así puede hacerle a un hombre con una mala autoestima y poca confianza, hay hombres que no están cómodos cuando su chica habla con otros hombres que el considera mejores partidos que el.

Y es que lo que mas gracia me hace es cuando escucho esa típica frase de ”esa tía es una zorra porque se ha tirado a X tíos”, pero por otro lado la típica frase de ” ese tío es una máquina porque se ha tirado a X tías”, y yo os pregunto ¿veis eso justo? ¿no creéis que ya estamos en una época en la que todo ser humano esta al mismo nivel que cualquier otro? ¿solo por ser hombre tiene derecho a tener mas libertad en el sexo que las mujeres?

Esta claro que los hombres a la hora de buscar una pareja son muy selectivos y buscan a la chica más ”pura” por así decirlo, para establecer una relación seria con ella, pero, en ese caso nosotras tendríamos que hacer lo mismo, denegarle la oportunidad de establecer algo serio con ellos solo por ser unos golfos, puestos a poner etiquetas y a ser justos todos tenemos de que callar. Ya está bien de tanto prejuicio, que incluso nos ponemos nosotras mismas por hacer lo que nos sale de la realísima gana, si lo hace mejor para ella eso que se lleva, y los demás no somos quien para ir juzgando a nadie, es más quien libre de pecado que tire la primera piedra.

Luego está el clásico lío que nos ponen los tíos en la cabeza, ese debate interior que nos reconcome y que nos deja sin saber que hacer para poder disfrutar de ese momento sin cagarla.

reputación Proteger tu reputación (I): Reflexión maquillajeparapelirrojasguapaalinstante

Imaginaos la siguiente situación:

Conoces a un chico y empiezas un tonteo con el, por wasshap, llamaditas en fin el tío se lo esta currando, y cuando llega la gran cita, ya no sabes que hacer, porque si te lo tiras quedas como una zorra, si no te lo tiras quedas como una estrecha, al final, por los prejuicios que conspiran contra ti decides hacerte respetar, comprobando ya de paso si el chico va a lo que va o tiene mas interés en ti. Y el chico viendo eso se va con un morro que le llega al suelo de lo enfadado que está, reprochándote que le has hecho perder el tiempo y que el no va a estar jugando como niños, que ya tenéis una edad. Tal vez ese chico estaba interesado en ti para algo más que un simple polvo, y le gustas de verdad como pareja, pero si por tu forma de actuar ve que no eres lo suficiente madura para afrontar una situación así, es probable que se decepcione mucho y pase de volver a quedar. No es que vaya solo a por un polvo, es más complicado que eso, hay hombres que para ellos el sexo es algo fundamental en una relación y si ya empezando pones tantas trabas, es normal que se desilusione y busque a otra mujer que si sepa esta a la altura de sus exigencias.

Entonces es cuando nos asalta la gran pregunta: ¿entonces que cojones tengo que hacer? Pues muy sencillo lo que te de la gana, cuando quieras y como te salga.

Una cosa es tirar tu reputación por los suelos, ojo, siempre hay que tener en cuenta que la gente habla mucho y nosotras tenemos la obligación de perfeccionar nuestra propia imagen, es un deber que tenemos y no podemos descuidarlo si no queremos salir perdiendo. Como digo siempre, señora en la calle y actriz porno en la cama, pero teniendo una vida sexual de forma sana, que además te aporten y te llenen esas experiencias nuevas. Puedes estar con quien quieras. Lo único importante es que estés bien y feliz contigo misma y con lo que haces, no andes mirando si te llaman zorra o estrecha, simplemente haz lo que más te apetezca en ese momento, total la vida solo hay una y hay que disfrutarla, porque luego te arrepientes de todo lo que te has perdido, y eso amiga mía, es lo peor que hay. Por eso no me cansare de decirlo, siéntete feliz contigo misma, tanto por dentro como por fuera, y arrepiéntete de lo que no hagas, no de lo que hagas, que la vida no se mide en tiempo si no en experiencias.

En el próximo artículo de esta serie entraremos en profundidad y os daré las claves para que protejáis a capa y espada vuestra reputación, y al mismo tiempo podáis sentiros libres de dejaros llevar.

Un beso a todos y tened Good Life.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

2 Respuestas

  1. Nimrhodel

    Lamentablemente, hoy dia se sigue esperando que la mujer sea “nueva a estrenar” porque esa faceta machista está todavía muy anclada en el subconsciente.
    Es triste pero es la realidad y solo queda esperar que personas como tú, con tus escritos y tu punto de vusta tan revelador, ayuden a otras a ver las cosas como son y no como eran para que esa situación cambie en un futuro.
    Hacen falta más como Lady Rock. Señorita cañera con las cosas clarasy sin un pelo de tonta 😉

    Responder
  2. Lady Rock

    Nimrhodel, ojalá más hombres tuvieran una visión como la tuya, seria mucho más fácil poder entendernos las mujeres y los hombres 😉

    Responder

COMÉNTALO