Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Aprendimos como impactar. Aprendimos como crear conexión. En éste artículo vamos a aprender, o más bien a hacer que nuestra mirada seductiva recuerde, como acabar besando a esa chica que acabas de conocer. Un beso bien dado, puede derretir en tus manos a una mujer. Puede deshacerse mientras su cuerpo fallece, con una mirada cuyo parpadeo cerrado tiene la silueta del placer. Su lengua y sus labios hablan por ella. De como si ella se imaginase o estuviese, quizás en unas paradisíacas playas o en algún lugar que pronto conocerá contigo.  Se le escapa de la mirada y del acariciar de la lengua una silueta de placer y dulce introversión. Pero en este artículo no vamos a hablar del arte de besar. Hablaremos a cerca de cómo besar a esa chica que acabas de conocer. Después de conectar, viene la tensión sexual. Para ello, deberemos sentarnos en un banco, ir a tomar algo juntos o ir a cualquier lugar juntos. El beso es quizás, el acto irreprochable al que dos personas tienen que responder cuando el fluido sexual o romántico está vertido en la interacción. Y de algún modo tiene que desembocar en cuerpos que se acarician…  Empecemos por crear esa tensión sexual.

TENSIÓN SEXUAL

La tensión sexual es fuego viviente. Se asemeja a un cuenco de sexo, encima de vuestros cuerpos, que va derramando su fluido espeso y encandescente líquido en el espacio que ocupáis ambos y que espera ser vivido y canalizado en todo su esplendor. Sus primeros síntomas son los de querer a acercar vuestras cuerpos, tan cerca que no se escape el calor que generáis. Poder leer con vuestras manos vuestros cuerpos. Sabes de que hablo. 

Imagina… Te apetece saborear el placer de sus labios. Posiblemente ella tenga un labio inferior tan carnoso como provocador. Ella está hablando de sí misma, de como le va con sus relaciones personales. Y es su pelo el que naufraga libre por sus pechos, como sus piernas deslizando entre sí mismas, escondiendo su secreto mejor guardado… Su lengua parece moverse, rodeandose de saliba que desearías probar… Pero has dejado de escuchar lo que ella te dice, quieres besar y fundirte en sus labios. Tu mente desearía responder sus palabras, pero es tu cuerpo el que responde.  Abandona el responder a sus palabras, responde a su sexo…  Este tema se aborda intensamente en este artículo.

RESPONDE A LA TENSIÓN SEXUAL

La situación ha cambiado. Ya no podéis seguir hablando como si nada pasase.  Ella ha despertado el deseo en ti, y eso requiere otro lenguaje.  Requiere otro escenario, quizás subjetivo, donde podáis derramar vuestro sexo. Abordemos y desarrollemos el escenario subjetivo.

ESCENARIO SUBJETIVO PROPICIO

    HABLA CON TUS MANOS

Crear una situación de contacto físico nos hará estar más cerca del beso. Creemos un hogar donde ella también quiera ser libre de ataduras para mezclarse en el sexo. Utilicemos nuestras manos, para ir acariciando, haciendo así susceptible su cuerpo de nuestros dedos. Siendo ricos en caricias. Variando, cambiando ritmos y zonas. Habla con tus manos, deslizando tu dedo índice por la extensa y nutritiva superficie de su muslo. Genera el ambiente de cercanía física y caricia. Puedes decirle que te acaricie. Si la has acariciado, lo hará.

El ambiente de la caricia, antesala de que los cuerpos respondan por las palabras…

    MIRADA DEL DESEO

Tu mirada se comunica con su animal interno. Con su diosa del sexo esperando a ser desvestida. Con su fuego, su mecha, esperando al fuego. Porque si os estáis acariciando, vuestros cuerpos empiezan a ser sensibles. Eso, querido amigo, requiere una mirada del deseo. No estás tomándote un helado con ella, os estáis acariciando mientras habláis de cualquier cosa para no hacer obvio lo que está pasando… Date el placer de observar sus labios, con total descaro. Utiliza el lenguaje de la mirada del deseo. Mírala a sus ojos, y fíjate como en el brillo de sus ojos, se dibuja la escena del sexo que pronto saciaréis. Incluso puedes observarte penetrándola mientras miras su retina. O puedes verla gritando de placer entre sus dientes… Tu mirada ha de transmitir deseo y fuego.

Mírala como si fueses mudo, y tu mirada respondiese por tus palabras, a la tensión generada.

sonrisa seductora2  Ligar de día: ¡Bésala! sonrisa seductora2

SONANDO A SEXO

Procura que cada palabra suene a sensualidad y sexo. Que cada gesto te haga más sexy. Que cada caricia la empiece a prender del deseo, de ser acariciada, por mas partes y más lento. Ahora tu voz va acorde a tu cuerpo. No puedes ser romántico, ni racional. Suenas inevitablemente a que en tu mente, ambos estáis follando. Cualquier gesto es lento, como degustando el ambiente de tensión sexual con todos tus sentidos… Y por eso hablas más lento, por eso tardas más en responder sus palabras, por eso tu mirada y tus manos responden solas. Porque el degustar la situación, requiere una tonalidad más cálida, una velocidad más suave y lenta de hablar, tocar, mirar… Requiere abrirse a la percepción del sexo. Que permita ir envolviendo la situación en sexo. Saboreando tu sensación, acariciandola y siendo una expresión de la tensión… Querrá inevitablemente besarte.

Antes de besar, me gusta exprimir el aliento que lo precede, aquel que me recordará siempre cómo volver a repetirlo… Como el faro, que como marinero, me devuelve del mar a mi bahía.

EL SILENCIO

¿Alguna vez has tenido el típico silencio con una persona mientras mantenéis la mirada que siempre acaba en risas? … Pues en la seducción, esos silencios sin palabras son generadores de tensión sexual si has abonado el terreno. Por ello genera silencio, responde con menos palabras y que estas suenen a sexo. Responde arqueando tu ceja, con una mueca… Con tu cuerpo. En este momento, nuestro cuerpo se alimenta de todo lo que pasa. Todo empieza a oler a sensualidad, besos y sexo. Nos alimentamos de esa sensación etérea que nos envuelve como un aura siendo su expresión física. Por eso, a veces nos faltan las palabras, por eso respondemos poco… Porque estamos respondiendo a su sexo, no a sus palabras. Por eso una mueca, un beso en su mejilla o unas pequeñas palabras responden. Generaremos silencio, mientras miramos sus labios y sus ojos, que hará evidente la situación caldeada que acontece. El beso, está cerca…

El silencio sin palabras, y con tu mirada, es una herramienta para aumentar la tensión sexual


Ya hemos generado el ambiente de la seducción y el beso, ahora iremos a por ese beso que si no puede surgir, puede ser provocado. Pasemos a la verdadera acción.  A una chica le puede poner que le digas que vais a follar. A otra le puede poner que simplemente estés cerca de ella y le estés oliendo el pelo. A otra le puede poner que le digas que está buena. A otra le puede poner que te hagas el chulito mientras miras hacia otro lado respondiendo… A veces no se necesita mediar palabra antes de besar. Porque el ambiente ya ha generado esa tensión. Sin embargo, puedes valerte de alguna sexualización verbal, que potenciará las posibilidades de beso, que enseñamos también aquí.

POSIBLES RECHAZOS Y COMO BESAR

Se que alguna vez os habéis quedado en esta parte. Todo ha ido maravillosamente bien anteriormente, generando un ambiente de contacto físico, habiendo tensión sexual y sabiendo que queréis besaros… Pero luego ella ha apartado tu cara al intentar besarla. Esto puede suceder por miles de cosas, pero me gusta resumirlas en tres que sabremos remontar:

  • Falta de tensión sexual. Puedes darte cuenta porque no sigue tus caricias, ni ves en su mirada rastro de tensión sexual. Antes de intentar besar, para evitar el fallo, vuelve atrás y empieza de nuevo hasta dar con la tecla de lo que le pone. Quizás necesite una sexualización verbal intensa o que jugueteéis más antes de besaros.
  • Falta de tensión romántica. Le gustas, se nota la tensión pero no ha habido contacto emocional y por eso te ha rechazado. ” A penas te conozco… ”. Te falta la segunda parte, conectar. En éste caso, vuelve atrás e interésate de corazón por su vida.
  • Has tardado demasiado. La audacia es clave. Hay ciertos momentos donde te das cuenta de la atracción que siente gracias a su mirada y a que busca el contacto físico. Sus pupilas te miran de arriba abajo, y recorren tu cara muy rápidamente. Ella acaricia tus brazos o tu pecho. Esos momentos hay que aprovecharlos aunque sean con un beso en los labios, sin magrearos. Ser audaz en esos momentos es clave.

Hay vida después de la cobra! Puedes volver atrás y construir de nuevo lo que haya faltado o… ¡Besa su mejilla y luego su cuello! Ella dará la vuelta y te besará. Este no es un rechazo pero la mayoría de los chicos lo asumen así y se van. Haz esto y la puedes excitar aún más. Si has generado un ambiente de caricias previo al beso, de oler su pelo, de acariciar sus manos, de recorrer la longitud de sus piernas con tu dedo índice… Sólo será una consecuencia.

Ahora, hablamos del beso. Lánzate sin miedo,simplemente hazlo, si has generado el clima, simplemente hazlo. Y si no, prueba también! Tendrás un 80% de posibilidades de éxito. No te reproches no haberlo hecho. Así que ¡Lánzate y vive intensamente! . Aquí te dejo algunos besos míos que quizás te inspiren:

  • ” Mira esto está mal, no podemos hacerlo. Tu eres mi mejor amiga que acabo de conocer, yo soy un amigo recien conocido sin pene. No podemos besarnos ni sentirnos atraídos. Vamos a hacer una cosa, podemos besarnos en todos los lados menos aquí (acaricias sus labios con tu dedo índice) ” : Besas su cuello, muerdes su lóbulo, besas su mejilla y ella misma gira la cara para que la beses.
  • ” Cuanto más te miro más te quiero mirar, …es fascinante y excitante como nuestras miradas se quedan como pegadas…, mirándose, observándose, manteniéndose… Tienes una mirada singular… Y cuanto más nos miramos más queremos vernos… Me podrías gustar…Tu mirada parece de chica valiente … ¿De que color es mi mirada?…” Te acercas más a ella y cuando va a decir de que color tapas su boca con tu dedo, acaricias sus labios, acaricias su cara manteniendo la mirada y la besas.
  • ” Tengo que derramar mis ganas de acabar contigo en mi jodida cama… ” Y la besas 

RECOMENDACIONES FINALES

  • Se valiente y arriesgado.
  • Se natural con tu personalidad.
  • Llega siempre hasta el final. Sólo así sabrás donde está la linea que tienes que mejorar.
  • Si quieres mejorar exponencialmente tu comunicación tanto verbal como no verbal, acude a uno de nuestros talleres COMUNICACIÓNSEDUCTORA© 

Muchas gracias por leer las tres partes de cómo ligar con chicas en la calle. Son fruto de mis interacciones semanales donde me pongo prácticamente al límite. En cualquier lugar, en cualquier situación, en cualquier momento debes estar preparado para seducir. Se seduce como consecuencia de una personalidad seductora. Quizás te puedan interesar:

Tensión sexual con PNL

Como usar la tensión sexual

Cómo ser más pasional

Un cálido abrazo, lector

MERCURY

COMÉNTALO