Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Dejar de fracasar

Dejar de fracasar es obligación de todo el que se precie. Alguien que ha llegado a este artículo considera que fracasa o ha fracasado en algún aspecto de su vida. Y partiendo de esa creencia limitante tenemos para un artículo bien interesante.

Superar el fracaso es un asunto de desarrollo personal. A muchos de los lectores les frustrará el hecho de haber fracasado en su vida: Con las relaciones, con los estudios, con el trabajo, o con su desempeño en cualquier ámbito, sea social, sexual o laboral. Normalmente debido a que nosotros u otras personas tenían grandes expectativas que no se han visto cumplidas.

Un momento, ¿otras personas? ¿Dejaste de xxxxxx [hacer algo] por motivos personales pero te castigas por no haber cumplido las expectativas que otras personas te habían inculcado? Eso atenta tu confianza personal, ¿cierto? Muchas personas se castigan a sí mismos por no haber cumplido las expectativas de otros, expectativas que aquellas personas crearon en nosotros, familia, maestros, amigos… Puesto que no teníamos un criterio decidimos adoptar el suyo.

Pero…

Ahora somos maduros, tenemos nuestro criterio, incluso en nosotros ha saltado un resorte muchas veces inconsciente que choca con el criterio de otras personas: Estudio pero no soy feliz. Dedico mucho tiempo a estudiar pero no puedo salir con amigos ni conocer chicas. El trabajo me agobia y me hace infeliz. Estar desempleado no era mi expectativa, y menos aun después de la universidad. No conocer a la persona idealizada (0 peor, no conocer a nadie como pareja) baja mi confianza… No tengo aspiraciones en mi vida.

Muchos son los casos, pues, que todas las personas nos podemos encontrar a lo largo de nuestra vida que nos hacen sentir fracasados. Pero como acabo de decir, el fracaso es un sentimiento, una emoción. Y por suerte, aunque no podamos cambiar una realidad pasada, al menos sí que podemos cambiar una realidad presente, y en último lugar el cómo nos sentimos al respecto.

Entonces el fracaso tiene relación causa-consecuencia con la culpa, la autocrítica, el perfeccionismo y sus causa-consecuencias son el miedo, quizá la vergüenza y la falta de confianza en ti mismo. Afecta a tu diálogo interno y a tu interacción con el entorno. Todo eso es modificable, gracias a la gran neuroplasticidad que posees.

 

Evitar el fracaso

¿Crees en la mala suerte? ¿Te propones decenas de cosas al cabo del año pero todo sigue igual?
¿Lo intentas pero no terminas de conseguir lo que te propones? ¿Alguna vez te parece que todo te sale mal?

Veremos que en gran medida, en nosotros tenemos una gran parte importante de control, y fuera de nosotros una parte de influencia. Así que la clave está en tres cosas:

  • Predisposición
  • Actitud
  • Prevención

La parte de control eres tú, tu diálogo interno, la gestión de tu estado, creencias, emociones que en conjunto conforman tu juego interno. La parte de influencia está en lo que puedes hacer tú e influir en tu entorno: personas y situaciones.

Para evitar el fracaso y persuadirlo para que se aleje de nuestra vida primero tenemos que cambiar nosotros nuestra predisposición. Para ello uno debe verse responsable de los resultados que encuentra en su vida, y trabajar para mejorarlos.

Piensa que hemos llegado hasta aquí por experiencias y aprendizajes mayoritariamente inconscientes y automáticas, y en ningún momento nos han enseñado a gestionar el AUTOSABOTAJE

 

Cómo dejar de auto-sabotearse

El autosabotaje hace que:

  • Tengas creencias limitadoras para lograr tus metas (ej. nunca te harás rico si crees que los ricos roban o se hacen ricos a costa de los pobres)
  • La falta de confianza en ti mismo que hace que no te esfuerces al máximo, y también…
  • …hace que tires la toalla ante las dificultades aunque estuvieras bien encaminado (ej. dejar a la chica de la que estás enamorado)
  • No logres las cosas por ser demasiado perfeccionista
  • Seas demasiado crítico contigo mismo y te desanimes

El sabotaje lo debe superar uno mismo. En mi taller de liderazgo personal enseño las pautas a seguir. Uno debe conseguir el autoestima y la confianza que requiere para lograr lo máximo. ¡Es tu obligación! El sabotaje es lo último que te deberías permitir, y merma tu capacidad de afrontar tu vida con éxito.

Actúa

Hay un bug (defecto) en la mente humana, y es que ve los eventos, pero omite los procesos. Cualquier persona ve los logros, pero tiende a minimizar el proceso y las horas de trabajo que le llevó hasta ahí. De ahí, con esa intención saco mi siguiente cita que parecería muy obvia sacada de contexto:

Hay una diferencia entre desear algo (evento) y trabajar por conseguir ese algo (proceso).

Todos deseamos cosas, pero no todas son alcanzables o no sabemos cómo conseguirlas.
Peor aun, todos deseamos cosas (eventos) pero no estamos dispuestos a pagar el precio que requieren, no nos planificamos, nos excusamos, nos rendimos, perdemos fuelle/motivación. Esas circunstancias son las que hace que te propongas cosas y no las logres. Te propusiste un evento, pero eres débil en el proceso.

 

La solución radica en alinear tus acciones a tus motivaciones, a tus deseos y sobre todo a los valores que te pueden hacer llegar muy lejos. Motivado por este punto he preparado un taller llamado «Extraordinario»: Logra tus metas

Creo firmemente en que tienes el control de tu vida. No esperes a que las cosas caigan del cielo, ¡ve y búscalas!

Prevención

Prevenir el fracaso no equivale a no tomar riesgos, sino todo lo contrario: Ser congruente que tomarlos puede ocasionar el error, y no castigarse por ello. Un error no es un fracaso, es un resultado; y en base a él modificaremos su causa para variar su consecuencia. A más errores más experiencia, así actúa la evolución, por prueba-error y mira lo lejos que nos ha llevado.

Elimina las emociones limitadoras de los errores: Evita remilgos, resentimientos, críticas no constructivas (deben enseñar a aprender), evita mirar atrás con la nostalgia de que un “tiempo pasado fue mejor”.

Toma riesgos limitados, calculados. De los que puedas salir reforzado. De nuevo, actuar con sensatez es lo más apropiado. Pero recuerda que usar nuestra intuición es y dejarnos llevar por emociones positivas sin miedos también sano porque nuestro inconsciente tiene mucha más información que el consciente. Así que dejarse llevar también es necesario a veces.

Elige tus propias metas, bajo tus propios criterios y responsabilízate de ellos al 100%. Acepta libremente que tus metas del pasado no tienen por qué ser las actuales. Date permiso a cambiar. Vivimos una época cambiante, donde nada permanece, donde los que creen en la tranquilidad y la garantía “de por vida” son los que sufren. Adáptate, hoy en día ir a la universidad no te garantiza un trabajo, ni siquiera ser funcionario es garantía. No te conformes. No te rindas.

Espero que te haya gustado. Te dejo con un video que me pereció inspirador. Mientras te invito a comentar y consultarme: rompetuslimites[arroba]goodlifeplay.com

 

~Tu amigo Phenon

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

COMÉNTALO