Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Nunca he sido amante del liderazgo, lo reconozco, pero a fin de cuentas vivimos en una sociedad en la que nos toca o ser movidos o mover. Con el artículo de hoy, quiero transmitiros cuales son las claves para ser un buen líder.

La primera clave principal es la de saber gobernarse o tener un buen autocontrol. Platón justificaba la esclavitud ya que decía que los hombres que no son capaces de gobernarse a sí mismos merecía que los gobernase otros. Para reflexionar, tener un buen autocontrol lo justifico en base a la asertividad, es decir, a tener una conducta ni muy agresiva ni inhibida, sin duda la asertividad es una herramienta perfecta para saber gobernarse. Además recuerda que si tú no eres capaz de gobernarte a ti mismo no lo podrás hacer con los demás.

La segunda clave es tener empatía. Un líder empático es aquella persona que conecta con los demás ya que es capaz de ponerse en la misma situación que la persona que tiene delante, sin duda un gran recurso que hemos de tener en cuenta para poder conectar con los demás.

La tercera clave es tener una serie de valores y creencias inquebrantables. Si haces o dices algo es simplemente porque tienes convencimiento de ello y piensas que las cosas van a salir bien. Un buen líder sabe escuchar, sí, pero también es capaz de no prosituir lo que piensa, ya que tiene convicción de que lo que hace es sumamente bueno en base a sus creencias personales.

La cuarta clave es la de ser justo, y por justo entendemos dar a aquellas personas lo que realmente merecen, para ello hemos de valorar a las personas por lo que transmiten y a veces no por su procedencia y su status social. El buen líder es capaz de aunar a todas las personas en un único fin común.

La quinta clave es de tener una personalidad seductora y magnética, ello lo conseguimos siendo atentos y corteses con los demás. Como bien mencionaba anteriormente, el buen líder es capaz de conseguir aunar a todas las personas en una misma dirección viniendo de donde vengan.

La sexta clave es la de ser una persona detallista, el líder es detallista porque tiene una gran observación cuidada y entrenada, por ello sabe detectar cuales son las necesidades de las personas, y las suple además de por su carisma porque tienen detalles con la gente que tienen a su alrededor.

La séptima clave es la de dar ejemplo, ya que no se puede decir pero no hacer. En el mundo actual los líderes son los que cargan con la responsabilidad de dar ejemplo y para ello es necesario que ellos sean los que se expongan para cumplir con él.

Relacionada con ésta última nos viene el punto número ocho y es la de asumir las responsabilidades cuando algo se ha hecho mal, para ello el buen líder no se escaquea de su responsabilidad sino que desde la humildad reconoce cuales son los errores y qué se puede hacer para mejorar todo aquello que se ha hecho mal. Un buen líder nunca echa las culpas a otro sino que sabe que ha sido él mismo el que ha cometido ese error y pide perdón por ello.

La novena clave es la de ser preciso, un líder da órdenes precisas a las personas que tiene a su lado, y las da de una manera clara, precisa y sencilla de lo que se debe de hacer, no divaga, sino que lo que hace es comunicar las cosas que se quieren, además el buen líder también planifica las cosas que se van a hacer porque es una persona que ha estudiado lo que hace y sigue una línea estratégica para saber hacia donde quiere ir.

La última clave consiste en la de ayudar a las personas que tienes a tu alrededor y cooperar con ellos, ya que a veces lo que más une es trabajar todos juntos en pos de un objetivo común. Como bien te he dicho un líder no se escaquea, sino que lo que hace es colaborar con los demás para que todo sea mucho más llevadero.

Como conclusión:

Vivimos diariamente con determinados líderes políticos y con determinadas personas que nos dicen que hacer, este pequeño artículo tiene por objetivo que veas que la figura del líder ha cambiado y ya no es aquella persona “marimandona”, sino que la evolución ha dado lugar a un líder empático, asertivo y comprensivo.

Recuerda también que no existe mejor líder que tú mismo, y el mejor liderazgo que puede existir es el propio liderazgo personal.

Y ahora como siempre unas cuantas frases para reflexionar:

Un líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe, cuando su trabajo está hecho y su meta cumplida, ellos dirán: Lo hicimos nosotros (Lao Tzu)

Los líderes sobresalientes salen de su camino para potenciar el autoestima de su personal. Si las personas creen en sí mismas, es increíble lo que pueden lograr (Sam Walton).

 

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados