Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Como bien habéis podido comprobar, soy un miembro nuevo de Good Life y hoy voy a aprovechar para hablaros un poco de mí. Me voy a desnudar emocionalmente con vosotros, ya que por lo menos que me leéis, quiero que conozcáis quién hay detrás de Carlo Casanova.

Por el año 2007 uno de mis mejores amigos, al que considero prácticamente como un hermano, me regaló un libro que haría mucha mella en mí, era “Ciencia de la seducción” y el escritor era un tipo que se llamaba Óscar Garrido. El libro me llenó bastante, era un libro que te enseñaba a ligar con tías. Yo por aquel entonces era un tipo sin inquietudes por las mujeres, incluso se podía decir que era un tipo bastante callado, inseguro, pero que tenía una cosa que le chiflaba: el Heavy Metal.

Ese año fue un año interesante en el mundo de la Seducción, pues llegaba también otra persona que rompería moldes, crearía un estilo y además lanzaría el “boom” de la seducción en este país, que no era otro que Mario Luna con su SexCode, una obra muy larga, y en ocasiones bastante tediosa. Aún así, a mí como a muchas personas en aquel momento nos abrió los ojos, con el “da igual como seas, nosotros hemos descubierto las leyes de la atracción científicamente, puedes seducir a cualquier mujer del universo”, cosa que caló en mí y la llevé a los extremos, a la figura del triunfador, a la del ganador ganable, la del éxito inmediato.

En aquellos momentos empecé a quedar con mi mentor dentro del mundo de la seducción, el que me introdujo, su nombre Jhon Mesías, que conocía de mucho antes. Intentamos también llevar a cabo cualquier proyecto de seducción pero … no disponíamos ni de medios ni de personas, pues el mundo que llevó a cabo Mario Luna, era FRIKI para mucha gente. Por lo que él y yo empezamos a frecuentar discotecas y a poner en marcha un método que veíamos que tenía unas fracturas importantes, porque no pegaba con nuestra manera de ser ni con nuestro estilo. Aún así reconozco que aquellos años, que no fueron muy buenos, son de los que mejor recuerdo tengo y además los guardo como oro en paño porque me sirvieron mucho para aprender.

En aquella época apareció una mujer que me haría cambiar todos los esquemas de mi vida, se llamaba María del Carmen, era una mujer muy insegura, que venía de una situación familiar muy difícil, pues era huérfana. También tenía novio, un tipo al que conocía y al que apreciaba bastante, pero … ya sabes … mentalidad del ganador … y esa tía me gustaba de verdad. Estuve detrás de ella mucho tiempo, hasta que definitivamente rompió con él y yo me lancé, y lógicamente me rechazaron. ¿Las razones? Por no saber dejarle tiempo, por no saber seducirla y por no saber ponerme en su situación. Guardo muy mal recuerdo de aquello porque además me rechazaron de una manera muy fuerte y muy dura: la mujer de mi vida (en aquel entonces) me había mandado a la mierda y me había dicho cosas que reventaron mi pobre corazón.

Pensé que había hecho algo mal … pero no sabía qué cojones era. Yo sigo pensando que esa chica sentía cosas por mí … no era amistad y sigo convencido de ello (pero eso es pasado remoto y habita en el olvido). El tiempo pasó y logré ponerme en pie en un año y medio, durante ese año y medio me convertí en otra persona, a la que le daba igual todo y que llegó a abandonarse de un modo completo en su vida, en sus estudios, en su todo, pero lo bueno era que seguía conservando mi esencia, aquella que me hacía diferente, especial y único. Como digo no fue una etapa buena, pero mi despertar empezaría por allí … frecuentando ambientes poco atractivos, frecuentando lugares extraños y frecuentando lugares que no estaban hechos para el resto de los mortales.

Poco a poco fui abandonando el mundo de la seducción, me di cuenta de que era un mundo friki, un mundo que no tenía sentido y un mundo que realmente no servía para absolutamente nada.

Aunque me dediqué a pasarlo bien, salí del bache gracias a gente que hoy puedo decir que son de mis mejores amigos, pues ellos hicieron mucho por mí, y me dieron la oportunidad de ser parte de una pandilla de mi carrera a la que yo no asistía y no hacía absolutamente nada por querer mejorar. Me di cuenta de que algo estaba haciendo mal, no era posible que mi vida estuviese así …. que esto tenía que cambiar, pero estaba perdido, muy perdido, aunque ahí estaban los consejos de mi querido Jhon Mesias, consejos que me ayudaban a seguir adelante, y consejos que me hacían mejorar.

En el año 2011 llegó otra mujer que volvió a cambiar mi vida, su nombre: Isabel, una mujer muy especial para mí y que refleja el ejemplo de la perfección femenina, de belleza ideal, y por la que agarré una dependencia emocional total. Durante ese año intenté conquistarla, convirtiéndome en un caballero. Funcionó, todavía recuerdo aquel beso lleno de ternura y de pasión en “El Sur”, nunca me había sentido tan hombre y tan pleno como en aquella ocasión, era otra persona, un hombre nuevo distinto, me sentía superior, después de tantos años, las doctrinas alfa y todas esas mierdas habían servido, me había convertido en un AVEN aunque había abandonado aquel camino hace muchos años. Volví otra vez a devorar aquellos libros que había leído, se convirtieron otra vez en mi Biblia.

Desgraciadamente, sólo me lié con Isabel, ella volvió a su pueblo, y yo me quedé en un estado de no saber qué hacer, convirtiéndome en el argot en “un frusco de los fruscos” entre nosotros había tensión sexual, se notaba, se notaba que le gustaba, se notaba y se sigue notando que es muy especial para mí, y se notaba que corría en el ambiente un aire mágico, pero volvió a su pueblo y volvió a darse una oportunidad con su ex … yo me quedé destrozado por completo, y antes le formé un espectáculo total, yo todavía no sé por qué me sigue hablando después de eso ….

Ella volvió a regresar a Murcia y vi otra vez la oportunidad, quería estar con esa persona, me llenaba. Cada día que la veía me conquistaba con sus miradas felinas, y quería que el amor y la pasión que sentía llenase nuestros cuerpos, nuestras almas, nuestros corazones. Desgraciadamente, las ideas que me metieron en la cabeza de ganador ganable y demás polladas, hicieron que yo me volviese un verdadero gilipollas, y lógicamente otra vez me volví a quedar sin la chica. Me quedé sumido en un estado de depresión horroroso, pero seguía manteniéndome firme, duro, en mi sitio y seguía devorando todas esas mierdas del Macho Alfa y demás gilipolleces.

Decidí que eso tenía que cambiar, que realmente esas chorradas del macho alfa, ganador ganable, Aven y demás mamonadas, en mí creaban algo artificial. Era un tipo que dependía emocionalmente de las mujeres y sobre todo me convertí en un tipo que no era, porque desde siempre he sido un tipo que ha tenido mucha naturalidad y todo esto no hacía más que crear en mí una imagen incongruente conmigo mismo.

Y fue justo en aquél momento cuándo Carlo Casanova surgió. Hice todo aquello que había que hacer para cambiar mi vida, dejé atrás mi ciudad (Murcia) y me fui a estudiar a Elche. Nunca un cambio fue más beneficioso en mi vida y me aportó tantas cosas. Me centré en mis estudios y sobre todo conocí gente a la que hoy le debo mucho.

En verano de 2012 fue realmente cuando mi vida dio un giro de 360 grados. Desde siempre me interesó el mundo de lo esotérico y paranormal, y en concreto me chiflaba el Tarot. Así que hice un curso, y gracias a Emy (mi profesora) me abrí hacia la vida y la vida se abrió hacia mí, busqué mi auténtico yo, la parte que me hacía especial, esa parte de la que me había olvidado, y me volví a reencontrar conmigo mismo. También en esa época el libro “Déjame que te cuente” hizo que mi vida evolucionase. Pensaba quizás, que una manera de actuar más natural podía darme el éxito, pero estaba en la lucha contínua de devorar material, de tener éxito con las mujeres pero no sabía apreciar lo que tenía alrededor, mis facultades, mis atributos, mi esencia. Era feliz, pero seguía dependiendo emocionalmente de las mujeres.

A finales del año 2012 necesitaba realizar un taller de seducción, sabía que las cosas debían de progresar de alguna manera, que yo era bueno, que tenía un estilo que debía de seguir puliendo, necesitaba un “coach” que me enseñara que es lo que estaba bien y que estaba mal, así que me decidí a buscar por la red de redes. Un pequeño anuncio captó mi atención, en Valencia se impartía un curso de seducción, lo impartía un blog que se llamaba www.exitoenatraccion.com y decidí ponerme en contacto con un tipo que se llamaba Vic Mistyc, con él poco a poco fui abriéndome a este mundillo otra vez.

Vic corrigió de alguna manera aquellos pequeños errores que iba teniendo, y sin ninguna duda, veía que con todo lo que él me iba diciendo iba evolucionando. Veía que a lo largo de muchos años había estado haciendo muchas cosas muy mal y veía que la parte natural de uno mismo era más bonita que lo que los métodos de seducción que vendían. A raíz de las conversaciones con Vic me di cuenta de que me habían timado y que había desperdiciado mucho tiempo de mi vida con métodos que no funcionaban o que si funcionaban, la naturalidad no era lo pretendido.

Con Vic fui trabando una gran amistad, hasta que me llegó un mensaje, en el cual me comentaba que había un chico de Murcia que se llamaba Arkangel, que buscaba gente para salir por Murcia le contacté, y esa misma semana quedé con él.

El mismo día de la quedada conocí a dos tipos que han hecho que mi vida cambie para bien, eran Tony y Víctor, que formaron parte de Sex Code, y cuyos nombres de guerra eran Witzbold y BBoyz. Poco a poco me fui adentrando en el mundo de La Comunidad, también conocí a otros tipos que había leído o que incluso había usado técnicas suyas como Cachondo Mental (ahora conocido como Álvaro Tineo), y poco a poco ya fui conociendo a todos los demás David Jungle, George Massoni (por aquél entonces llamado Fénix Fire), Lady Rock, Phenon, Sr. Blackdog, Tarado ….

Este verano de 2013, los chicos de Good Life anunciaron que iban a realizar un taller de seducción. El taller iba a durar dos días. Decidí hacerlo y a mí personalmente me encantó, cambió también parte de lo que yo pensaba y me empecé a volver mucho más “Good Life”.

Las razones del cambio: Observación, cualificación y sexualización, algo que antes no hacía y que ellos me enseñaron. Por fin después de tanto tiempo, ellos sacaron mi parte más personal, mi parte buena, mi parte seductora y no sólo eso, sino que a raíz del taller salí con una motivación muy grande que todavía hoy me dura.

Justo después del taller George Massoni me propuso escribir en Good Life. Yo sinceramente en aquel momento me sentía muy halagado, pero no me veía como ningún maestro (y no lo soy, porque cada día aprendo de todos los que están a mi alrededor), además no sabía que podía aportar que ellos no hiciesen ya …. les dije que me lo pensaría. David poco después también me lo propuso, y lo que les dije era que podía colaborar con ellos escribiendo una serie de artículos, pues me veía como un tipo que quiere aprender, no como ningún maestro ni nada por el estilo, de hecho hoy mismo creo que escribir aquí para mí es la oportunidad más grande que me han dado en mucho tiempo.

Así que me dediqué a escribir sobre Cyber–Seducción, y poco a poco fueron saliendo los demás artículos que hoy figuran por la Web. Un día David Jungle y George Massoni me dijeron que me tenían que hacer autor fijo, y hoy estoy aquí con vosotros.

Como reflexión:

Los viajes son duros, pero si tienes a tu lado gente que te apoya y te motiva, siempre consigues lo que quieres, eso en el fondo, es Good Life.

logo carlo casanova casanova Carlo Casanova, mi viaje 1528024 698538050165143 692274691 n 300x87

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

COMÉNTALO