Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¡Hola gente!

Quiero empezar fuerte, y para ello os voy a poner la piedra filosofal de mis aportaciones.

“Ala cabrón tan rápido comienzas con lo bueno? Y el resto va a ser una mierda o qué?”

Para nada. Todos los post que vaya escribiendo van a tener una relación muy directa con éste. Aquí voy a explicar una serie de ideas que podéis escoger para sacar partido a todo lo que queráis aprender y pase a formar parte vuestra de forma eficaz y en el menor tiempo posible, a mí me ha ido de perlas, por eso lo digo 😛

Ahora bien, ¿se nace sabiendo ligar o se puede aprender?

Desde mi experiencia, puedo afirmar que ni por una ni por la otra opción me decanto. Esta pregunta se puede contestar de mil formas, y, sinceramente se nace sabiendo ligar por propia naturaleza solo que la programación social y nuestras experiencias determinan cuán natural puedes haber quedado, de ahí que se pueda reaprender.

Puedes subir al ring el primer día que vas al gimnasio, ponerte los guantes, el bucal y estar frente a un maromo que te va a reventar. Las hostias las verás venir sin rechistar y ocurrirán dos cosas: o mantienes el tipo y comienzas a experimentar por tu cuenta cómo atacar al oponente así como aprender a defenderte sobre la marcha, o por el contrario, sales corriendo tras el primer par de golpes y no vuelves a subir poniendo mil excusas de que eres malo, no es lo tuyo blablabla.

Hace unos años estaba en una situación así pero con las chicas. A pesar de irme como el culo las primeras veces, decidí aprender de la gente, claro, pero ¿de qué gente?, ahí está otra de las opciones por las cuales puedes volverte malo/frusco con las relaciones o por lo contrario ser un “espabilado”.

Con apenas 15-16 años estuve con una novia por medio de una relación a distancia. Siendo tan jovencito no tenía idea apenas sobre las tías, muy poca cosa, y tan inocente de mí, me tragaba todo lo que salían por sus bocas, películas hollywoodienses, historias inventadas…, y ahí hubo algo muy determinante, tuve que darme cuenta de que no todo el mundo sabe cómo funcionan las cosas, muchísima gente se las da de arrogante que lo sabe todo, cuando a la hora de la verdad, son los primeros que caen con sus “teorías” siendo incongruentes, incluso los “instructorcillos” de hoy en día lo hacen, tendemos muchas veces a contradecirnos y es algo que se debe trabajar en profundidad. Tras terminar este periodo turbio por mi falta de experiencia, me tocó hacer cargo de conciencia, quedarme con lo bueno de aquel periodo y aprender, no venirme abajo,
“joder tengo 16 años, anda que no me queda por conocer, hacer y aprender aunque sea a palos”, estaba en lo cierto.

Comencé a juntarme con amigos, primos (los de zumosol si jaja), amigas que no estaban locas y conocidos que tenían bastante idea sobre las relaciones, aprendí bastante a base de ir a mi bola teniendo en cuenta algunas de las recomendaciones de esta gente y cuando no me iba bien con ellas, las desechaba, a todos no les funciona lo mismo.

Con esto llego a la primera idea que quiero señalar:

Juntáos con gente positiva y equilibrada emocionalmente. Personas que tienen experiencia y que gracias a vuestro conocimiento de las bases de la seducción, sepáis que estas personas se saben manejar por cuenta propia y no hacen burradas, hablando en términos de comportamiento en diversas situaciones, que no se les va la olla con el primer problema que tengan.

Vale, el primer punto tiene su lógica, la gente con las mismas actitudes y perspectivas de cara al presente y futuro tienden a tener una especie de sinergia, guay, pero… ¿y nosotros mismos qué?

Aquí empieza lo divertido. Nos toca hacer una introspección muy pero que muy profunda, la cual explicaré con ayuda de una herramienta cojonuda en mi siguiente post.

Para ir atajando un poco:

Tenemos que preguntarnos en 5 minutillos, ¿por qué estamos aquí?, siendo lo más honestos posibles. Hay que averiguarlo, ya sea ahora mismo, mañana o incluso la semana que viene, pero hay que tener por lo menos cierta idea.

Por otro lado, algo muy fundamental a tener en cuenta es que realmente, todo esto se basa en la autosuperacion. Hay que sacar a flote todo lo que podemos llegar a ser, por eso mismo:

Es ideal cambiar el chip de que la seducción se basa en decir 4 frases en el momento adecuado con la postura adecuada y con la polla colocada a la derecha y no a la izquierda porque es más no se qué, chorradas. Todo ese tipo de recomendaciones son buenas, pero sin duda alguna, en este campo el 80% es nuestra personalidad y creencias y el resto es la situación y como actuamos, algo que a la gran mayoría de veces no se puede predecir ni controlar.
Hay que aceptar que es así.

La perfección no existe por mucho que se venda en la televisión y las películas, esto es la vida real. Cuando veamos que en ocasiones todo está de puta madre, de repente se puede venir abajo, en ese instante será cuando nuestro juego interno salga a relucir asumiendo que no pasa nada e ir a por otra cosa a favor de nuestro disfrute, o por el contrario, venirnos abajo y cagarnos en la puta por tener mala suerte o lo que sea.
El juego interno es crucial para comprender como tomar el control emocional ante cualquier situación. No solo respecto a las tías, no, sino ante la vida en sí. No debemos permitirnos el lujo de venirnos abajo por quedarnos en quiebra o que se nos muera un familiar, algo así duele pero se supera con fortaleza.

Estos puntos anteriores son muy especiales ya que hay que tener en mente lo que se quiere hacer y lo que no respecto a nuestras vidas, ser claros y apretar el culo.

Dicho todo esto, hay que cerciorarse también de que vivimos en una sociedad de masas, desde pequeños aprendimos a estudiar de unas formas para unas cosas y de otro modo para otras, la mayoría para crear borregos que no piensan por su cuenta por lo que luego toca ingeniárselas para dar pie a lo que queremos, en esto es lo mismo:

Uso de libretas: está demostrado en tropecientos artículos y libros que cuando apuntamos las cosas, mejor lo asimilamos. Lo puedo confirmar abiertamente que así es, sea lo que sea que apuntes, un detalle, un avance, algo que tener en cuenta, un pensamiento o lo que sea se quedará grabada en nuestra cabeza y cuando vivas una situación similar por la cual tuviste que apuntar esa nota, te vendrá al coco esa señal, a veces hasta sorprende por cuánta memoria puede almacenar nuestra cabeza y más cuando nos interesa el tema en cuestión. Por ello pues, recomiendo el uso de dos libretas:
Una para tenerla en casa y apuntar todo lo que de verdad nos sirva, reflexiones, avances etc. Apuntad todo aquello que sepáis que es bueno y lo comprendéis. Sacad las ideas principales de un vídeo o hacer esquemas/resúmenes de lo fundamental de un libro, así es como se estudia. Leer de un atracón un libro que es la “polla” o ver un vídeo de golpe sin comprender los puntos no sirve de nada.

Y otra pequeña para llevar de bolsillo, también sirve el móvil pero el hecho de ese pequeño esfuerzo por coger un boli y ponerse a escribir llama más la atención al cerebro, en esta que llevaríamos a mano será perfecta para apuntar todo aquello que queramos corregir, ya sea para crear hábitos conscientemente, adquirir una mentalidad optimista, incluso, hasta para apuntar las putaditas que nos hace el Ego en situaciones incómodas de modo que actuando poder dominarle poco a poco.

“Vale, todo en orden pero… ¿cuál es la mejor información para estudiar?”

Ninguna que pinte como un caramelo y suene a solución rápida. Únicamente la que te dé tu experiencia, a base de ensayo y error. Los libros, libros son, como antes he dicho algunas cosas sirven de guía realmente útiles y otras no.
Es importante que nos quitemos la mierda de la cabeza más que buscar guías y soluciones cutres. Más adelante publicaré un post acerca de la mentalidad de abundancia, algo esencial para aceptar que ya somos seres excepcionales y que tarde o temprano daremos con las respuestas y conocimientos adecuados que buscamos en medio de un mundo lleno de posibilidades (abundancia).

Dicho esto. llego al último punto:

Paciencia y práctica. No me cansaré de decir que esto es algo que requiere tiempo, ganas y perseverancia, pudiendo bajar la guardia, pero no tanto porque nos estancaríamos. Recomiendo leer sin perder la cabeza por querer saber todo YA, es imposible asimilar todo. Es muy clave practicar más de lo que se estudia, yendo poco a poco.

Tanta información de golpe nos hará pasar por aficionados que luego pierden el interés y se olvidan, con la pérdida consecuente del tiempo. Luego, de nada sirve saber tropecientas cosas absurdas e inútiles cuando no da tiempo a abarcar todo en la vida real.


Finalmente quiero comentar lo siguiente.

Existe el principio de Pareto o también llamada la ley de proporción de 20/80, es decir, en nuestra vida, todo aquello que requiera de un cierto esfuerzo, el 20% de tal esfuerzo contribuirá a tener el 80% de ese objetivo, y así con todo.

Ejemplos: estudiando para un examen puedes dedicar un tiempo en estar concentrado al máximo (20%) y asimilar gran parte de lo que tienes delante (80%), un 80% de los recursos del planeta son manejados por el 20% de la población…

Con todo esto quiero daros la idea de que empecemos a utilizar los mejores medios que podamos crear nosotros mismos y los utilicemos de forma eficaz. Inevitablemente acabaremos aprendiendo junto con una práctica autoexigente, esto es, ser conscientes de los pasos que hay que dar para tales cambios, y hacerlo claro.

Un abrazo!

 

MADRID LAIR

Visita la web del proyecto aquí

COMÉNTALO