Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El sentimiento de culpabilidad es uno de los sentimientos más negativos que una persona puede experimentar y ello es debido a nuestras acciones, que han ocasionado algún perjuicio en alguien, y lo que queremos es reparar el daño causado.

El sentimiento de culpabilidad surge de la impotencia, del no saber que hacer, y sobre todo de no encontrar una solución al problema que se encuentra delante de tus narices. El ser humano erra, y no es raro encontrar expresiones como “el animal es el hombre que tropieza dos veces con la misma piedra”, sí, somos personas que tenemos defectos pero también virtudes, y hemos de mostrar más nuestras virtudes que nuestros defectos.

El simple hecho de que nos sintamos mal por un hecho que ha ocurrido es algo humano, y algo con lo que debemos convivir, pero por otra parte, aquello que ha ocurrido ya no lo puedes cambiar, que bien que existiese una máquina del tiempo para cambiar muchas cosas ¿verdad?

Nos fustigamos pensando en lo que ha ocurrido y le damos vueltas y más vueltas. Pensamos que si le damos vueltas al problema desaparecerá, pero no, el problema sigue ahí, encerrado en tu mente, en tu cabeza.

¿Qué tipo de persona eres?

El sentimiento de culpabilidad influye mucho también en tu carácter, y de como observas la vida, siempre he hecho mucha mención a que una actitud positiva ante la vida nos hace abrir puertas más que cerrarlas, por lo que debes de afrontar este sentimiento como algo positivo, y nunca negativo.

Si eres una persona perfeccionista al 100 por 100 es realmente muy difícil perdonarte, es probable que te guste hacerlo todo correctamente y siempre sin ningún fallo, la perfección lo es todo para ti, y por lo tanto, si no sale, tú mismo te cuestionas continuamente, en una espiral de decadencia, en la que se convierte como una pescadilla que se muerde la cola, desde aquí te comento que ser perfeccionista está bien, siempre y cuando no sea algo en lo que pongas en tu vida todo el esfuerzo. Permítete el gusto de fallar alguna vez, somos humanos ¿verdad? ¿entonces para que te vas a fustigar si algo te sale mal?

Las cosas no son o están bien o están mal, no, la vida tiene diversas tonalidades, como los colores, existen cientos de ellos ¿verdad?, pues la vida tiene los mismos colores, no es todo ni blanco ni negro, sino que entre el blanco y el negro hay una paleta cromática bastante importante, donde todos los pensamientos y creencias están permitidos.

 

Hay determinadas personas que sufren un sentimiento de culpabilidad debido a que no consideran que exista para ellos el amor y por lo tanto, al tener una autoestima bien baja generan ese tipo de pensamiento, ellos no están hechos para recibir el amor. Pero a veces hemos de ser conscientes que en la vida todo lo que ha de darse es amor y recibirlo.

¿Cómo librarse de ese sentimiento?

En primer lugar perdónate a ti mismo. Sí, el sentimiento de culpabilidad vienen por no saber perdonarte, a partir de ahora dite:

Ha ocurrido este problema, pero me amo incondicionalmente, llueva nieve o truene. La próxima vez haré que cosas como ésta no vuelvan a ocurrir porque no me hacen ningún bien.

En segundo lugar pídele perdón a tus personas más allegadas si les causaste algún daño, perdonarse está bien, pero alcanzar el perdón de otras personas es todavía más gratificante, ya que perdonar es olvidar. Se perdona mientras se ama, en el momento en el que no ames a alguien o no te amen, el perdón no tendrá lugar.

En tercer lugar desarrolla un diálogo interno fluido, tú mismo eres quien tiene todas las herramientas para solucionar los pequeños problemas que tiene tu vida. Hay una frase que acuñé que dice “Si tienes las herramientas, tienes las respuestas” y así debe de ser en la vida en general, si obramos mal y fallamos ¿Qué le vamos a hacer? Ya ha ocurrido, ya ha pasado, ahora tienes el poder en tu manos de que eso no vuelva a ocurrir, y si ocurre, ver como lo puedes cambiar. Hemos de planificar nuestro futuro y ver no el presente, sino también lo que queremos ser, lo que queremos vivir.

 

El olvido

Ahora falta olvidarlo, meterlo en una botella y enviarlo al mar. Los errores de nuestra vida no hemos de verlos como cosas malas, estamos muy equivocados, hemos de verlos desde una perspectiva completamente positiva, desde el aprendizaje, desde la paciencia y desde la prudencia. Analiza que es lo que ha fallado durante la situación que viviste. ¿La pudiste evitar? Si la respuesta es positiva, quédate con lo que hemos mencionado un poco más arriba, TÚ eres quién debe de cambiar esa situación.

Conclusiones

Tras analizar este sentimiento, sólo puedo decirte que tú mismo eres quién lo puedes erradicar de tu mente. Las cosas pasadas ni vuelven a ocurrir ni pueden cambiarse. Todo eso ya forma parte de algo que sucedió en nuestra vida, puedes lamentarte por ello, pero siempre he creído que pensar en el pasado es perder el tiempo. Hemos de vivir el presente, para alcanzar un futuro prometedor y brillante. Vuelvo a repetírtelo, si tienes las herramientas, tienes las respuestas.

Para reflexionar una frase:

El alma desordenada lleva en su culpa la pena (San Agustín de Hipona)

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo por las redes sociales. Si quieres puntualizar algo, o preguntarme algo, me puedes encontrar en las redes sociales Facebook y Google + por el nombre de Carlo Casanova. Gracias!

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

COMÉNTALO