Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

¿Es posible mantener la pasión y el amor en el tiempo en una relación de pareja? ¿Estamos condenados a la monotonía y el aburrimiento? Déjame margen a la duda.

Dos caras de una misma moneda

Cuando comienza a caminar un nuevo amor es difícil quitarnos a la otra persona de la cabeza. Nos sentimos hechizados, y eso hace que la valoremos (y mucho) por quién es y por lo que nos hace sentir. Soñamos en pasar inmemorables tiempos con ella, nuestra mirada se emboba e irremediablemente el tiempo se acelera como si tuviese prisa por llegar a alguna parte.

Pero es ese mismo tiempo pasa… y ese hechizo inicial empieza a decaer. Muchos le echan la culpa a ese mismo tiempo. Es normal, ¡decimos! Pero no nos damos cuenta de que aunque sea cierto que es algo natural que nos relajemos, es esa relajación lo que perturba el amor y amarga la pasión.

La satisfacción de la estabilidad nos lleva a la ausencia de emociones. Caro precio. Y esa ausencia de emociones es la que acaba causado problemas como la monotonía y el aburrimiento en la pareja. En algunos casos, el principal motivo de las infidelidades. En otros, el principio del fin. Nos sentimos tentados a probar cosas nuevas.

relaciones de pareja amor Multiplica amor y pasión en la pareja relaciones de pareja

Por otro lado tenemos la otra cara de la moneda: los problemas. Es posible que los conflictos reactiven una relación, pues detrás de cada conflicto se esconde una emoción que nos dota de energía. Todos hemos oído hablar o hemos tenido alguna relación en la que había muchos problemas pero al mismo tiempo era una relación muy intensa, y pasábamos de amarnos profundamente a odiarnos (bajo el contexto de pareja claro) surfeando así entre estos dos polos opuestos.

Bien dicen que las balsas de aceite no le gustan a nadie pero, ¿es esa la verdadera solución? ¿no acabaremos cansándonos del conflicto y del sexo reconciliatorio? ¿no esconden esos conflictos a su vez grandes emociones negativas gravemente agotadoras? Sin duda no parece darle golpes al ordenador sea la mejor solución a largo plazo para que deje de fallar.

De la satisfacción a la inseguridad

¿Qué pasa cuando vemos a otra persona interesada en nuestra pareja? ¿Por qué de repente nos volvemos más atentos? ¿Por qué volvemos a hacer cosas que hacíamos en el principio de enamorados? ¿Por qué volvemos a valorarla de nuevo? ¿Pues no se supone que el hechizo se había desvanecido y estábamos viviendo ahora una nueva armonía? Ahora parece que la pasión vuelve a nosotros. Las emociones nos salpican fuertemente. ¿Qué está pasando?

Nuestros actos condicionan nuestras formas de ver y de sentir. El sentimiento de poder perder a alguien querido nos hace “ponernos las pilas” y hacer cosas que no nos saldría hacer en situación de armonía.

¿Pero por qué no nos mantenemos con las pilas puestas siempre? O, al menos, aunque vivamos en una armonía y confort estables, pues tampoco es bueno estar siempre encima de la otra persona (cierto riesgo de empalagosidad), ¿por qué no procuramos llevar a cabo acciones que mantengan, renueven o potencien ese amor?

El salvavidas de las relaciones

Existe un salvavidas. Ese salvavidas es aquello que ya hacíamos en el inicio de la relación. Y ese salvavidas tiene un nombre: SEDUCCIÓN. Y déjame añadir otro salvavidas: MEDITACIÓN.

La seducción no empieza y termina, seducir es un proceso continuado que forma parte de nuestra vida. Una persona no debe estar con otra porque la haya seducido, sino porque es esa persona la que se preocupa de seducirla todos los días de su vida. Lo que hace que las emociones se mantengan en alza no son los problemas, sino el juego. Ese mágico juego de seducir que nunca hemos de abandonar.

pareja juego amor Multiplica amor y pasión en la pareja pareja juego

Recuerdo escuchar una conferencia en la que Sixto Porras decía algo así: mi mujer no es mi mujer porque haya firmado un contrato. Mi mujer es mi mujer porque yo decido amarla todos los días y así lo hace ella conmigo.

La seducción es una luz que nos carga de pasión. Se comienza por seducirse a uno mismo con una vida y unas relaciones que apasionen. Es amarse y sentirse seducido por los demás. Seducir así se convierte en algo que no se busca. Es una mera consecuencia. ¡Resultado de disfrutar del juego del que vive intensamente!

#FilosofíaGL #David Jungle

Se ensalza y se admira mucho a ciertas personas, sobre todo hombres, que son grandes galanes de la seducción porque se les ve aquí y allá con distintas y numerosas mujeres. Pues bien, un secreto os voy a decir ahora y que no deja de ser cierto por más que os cueste creerlo: esa es la seducción más fácil. Y es más fácil porque todo es nuevo, todo es misterioso, es el inicio de algo, un descubrimiento.

La seducción realmente difícil y, para mí, más admirable, es aquella que mantiene el amor y la pasión durante muchos años de convivencia y armonía. Muchos años superando retos y desafíos de la pareja, que se solventan y hace que ese amor se vuelva más fuerte. Una relación donde el juego de la seducción sobre las bases del amor nunca se pierde y está continuamente renovándose. ¡Complicado y apasionante desafío este!

Atrévete a seducir cada día a tu pareja

Se acabó eso de decir: No le digo te quiero, total, ella/él ya lo sabe. Se acabó. Las relaciones de pareja son el cultivo de una seducción duradera. Se acabó eso de no escribir un mensaje bonito a tu pareja porque no te apetezca. Se acabó eso de no decirle lo especiales y únicos que nos hace sentir. Se acabó eso de dejar de preocuparnos por él/ella. ¡Se acabó eso de dar el amor por hecho!

El amor no es algo tangible, es un intangible. Es como una flor que a la vez que hermosa es delicada, y esa delicadeza es la que la hace tan hermosa. Sabemos que en cualquier momento puede ser arrancada. Sabemos que en cualquier momento el viento puede robar sus pétalos. Pero eso no ocurrirá, porque nosotros estaremos ahí para protegerla y cuidarla.

La próxima vez que pienses en hacer algo por tu pareja, no caigas en las redes de la complaciente vagancia. La complacencia y la armonía en grandes dosis matan de aburrimiento a las personas como si ya estuviesen bajo tierra. No se lo permitas. No te pongas excusas. ¡Haz y di aquellas cosas que sientes y que sabes que fortalecerán ese amor! ¡Juega, ríe! ¡Siente! 

¿Y si no las sientes? Hazlas igualmente, porque la monotonía es una vieja y ruin cegadora. Hazlas igualmente, pues es muy probable que después de hacerlas y ver la reacción de tu pareja comiences a sentir de verdad y renazca algo en ti que creías muerto. Tu mente y tus sentimientos acompañarán tus acciones.

Con temor a la aventura decidí embarcarme en el amor que prometían tus labios. Ahora navego entre aguas cristalinas diseñadas de felicidad. No consigo arrepentirme de acompañarte cada día en nuestro viaje particular que es la vida, mas jamás me arrepentiré de un solo segundo envuelto en la alegría que siento cuando estoy contigo.

#David Jungle

Saca a relucir cada día a ese/a gran seductor/a que llevas dentro. Descubrirás que el esfuerzo por mantener el amor te merecerá ampliamente la pena (incluso puede que te ahorre tiempo, se pierde mucho discutiendo o solucionando problemas).

De igual modo, la meditación puede ayudarte a ser más sensible a la belleza de tu pareja y a aquella que siempre baña nuestra naturaleza. A sumergirte en el momento presente y rodearte de su magia. Junto a la seducción y complementaria de la misma, una de las mejores medicinas.

Finalmente, recuerda que nada se posee. Todo se puede perder y el momento de disfrutarlo es ahora. Disfruta de tu pareja cada día, eso es lo único que puedes poseer. No lo dejes pasar…

Otras publicaciones que te pueden interesar como apoyo de esta:
Aumenta tu labia para seducir
La seducción como meditación

#FilosofíaGL #DavidJungle

#LOVE #EnPareja

Si te ha gustado este artículo, compártelo pulsando en los botones de las redes sociales y estarás fomentando a que la FilosofíaGL siga creciendo. También puedes dejar tu comentario.

© Good Life Play.
El mayor poder de seducción está en ser feliz y contagiar felicidad a los que te rodean. Admirar y respetar a hombres y mujeres. Amar con intensidad y tratar a tus amantes con respeto, cortesía y erotismo. ¡Vuélvete adicto a sentir y generar emociones positivas!

¡Suscríbete a la Filosofía GL!

Sobre El Autor

Escribo e imparto cursos sobre desarrollo personal desde el año 2012. Mis ramas de actuación son la comunicación, la seducción, la inteligencia emocional y la meditación. Soy Graduado en Marketing y Administración, y actualmente estudio diseño de moda. Mi sueño es seguir mejorando mi vida día a día mientras intento influir en otros para mejorar la suya. Más en mi web: http://bravejungle.com

Artículos Relacionados

COMÉNTALO