Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hola, amigos y amigas. A partir de este 2014 daremos comienzo a una nueva sección dentro de Good Life que se dedicará a daros pequeños consejos, pautas y pasos a seguir para tener una salud de hierro, alimentarnos de forma correcta y entrenar de manera natural, sin dar lugar a caer en falsos mitos y entrar en el mundo oscuro e insano de las sustancias dopantes, de las que hablaremos sin tapujos.

Para ser el encargado de esta sección no basta con la simple experiencia, también hay que tener cierta acreditación académica. Es por ello que, dada mi trayectoria profesional en el mundo de la medicina, carrera que acabaré el año próximo, puedo aportaros una visión totalmente escéptica y crítica tanto en el ámbito de estudios médicos como en la “sabiduría popular”. A través de las distintas ramas y según el más puro conocimiento científico daremos principios generales para que podáis aprovechar hasta el más mínimo consejo.

Desde Good Life promocionamos la naturalidad y la vivencia de una vida plena y saludable, y es por esto que no podemos omitir la importancia de la salud, ya que sin salud no hay prácticamente nada. Una buena salud física nos dará una base imprescindible para  ser saludables mentalmente, y para tener una buena salud física hay que tener en cuenta la alimentación y la actividad física.

Una alimentación sana debe basarse en el equilibrio entre los macronutrientes esenciales, que son hidratos de carbono, proteínas y lípidos. Las vitaminas y los minerales también formarán parte para la correcta función del organismo y una alimentación saludable. Así mismo, la actividad física es un componente FUNDAMENTAL de nuestra vida diaria si queremos poseer una salud de hierro. Posteriormente hablaremos del equilibrio entre macronutrientes, pues la nutrición es una ciencia muy joven y los requerimientos y porcentajes van variando con el tiempo, si bien lo más probable es que lo más beneficioso sea lo más ajustado a lo que  nuestra genética requiere.

Un poco de historia y evolución

Nosotros, la especie humana (Homo Sapiens Sapiens), provenimos genéticamente de una especie nómada, cazadora y recolectora. Es decir, nuestros antepasados más antiguos eran animales que se desplazaban, según el requerimiento que tuvieran, de un territorio a otro y que no cultivaban, por lo que básicamente se alimentaban de carne, vegetales, fruta (frutos secos también), y , desde hará aproximadamente 1 millón de años, de alimentos como el huevo. Alimentos como el trigo, la pasta, la cebada, la avena y los más refinados, han sido introducidos recientemente (desde que el Homo Sapiens Sapiens se hizo agricultor) por lo que parece ser que nuestro organismo no estaría genéticamente preparado para soportar la cantidad sumamente industrial de alimentos procesados y cultivados de hoy en día, a excepción de las legumbres, que según mi criterio personal aportan innumerables beneficios y también algún perjuicio, pero de eso hablaremos en otro artículo.

Como consecuencia de la cacería y recolección de alimentos, nuestros antepasados tenían que desplazarse en busca de nuevos alimentos y nuevas presas, de ahí que la actividad física proveniente de escalada (recolección de frutos), pesca, cacería y desplazamiento formara parte de su día a día. Es por esto que poseemos un físico excepcional para ser trabajado de manera natural y obtener una salud muy superior a la de la mayoría de la gente absorta por la industrialización alimentaria (también distando mucho de aquellos culturistas que más que Sapiens parecen vacas sobrealimentadas).

En definitiva, en nuestros genes y nuestras costumbres antiguas está la clave para desarrollar una salud de hierro y, como consecuencia de esto, adquiriremos un físico excepcional que reflejará nuestro bienestar interior. El cuerpo es muy agradecido, y si lo cuidamos bien nos proveerá de excelentes emociones y beneficios que serán consecuencia directa de nuestra constancia y dedicación.

Así pues, en próximos artículos hablaremos de alimentación y os daremos las claves para desarrollar un físico atractivo y totalmente natural sin dejar de lado la salud. Desde mi visión como profesional, condenaremos el dopaje y os haremos ver que es posible conseguir un físico envidiable siempre y cuando estéis convencidos de que un bienestar interior es necesario para conseguir el bienestar exterior, y no al revés.

Sumerjámonos en la más pura Good Life, y no olvidéis que en Foro Seducción tenéis una categoría abierta exclusivamente para esta sección, donde podréis preguntar dudas y sugerencias, o debatir si así lo preferís.

Establezcamos como objetivo para este nuevo año la adquisición de unos hábitos saludables para nuestro beneficio propio.

COMÉNTALO