Skip to main content

About David Jungle

Escribo e imparto cursos sobre desarrollo personal desde el año 2012. Mis ramas de actuación son la comunicación, la seducción, la inteligencia emocional y la meditación. Soy Graduado en Marketing y Administración, y actualmente estudio diseño de moda. Mi sueño es seguir mejorando mi vida día a día mientras intento influir en otros para mejorar la suya.

6 Comments

  1. Jota

    Tio en serio, gracias por este articulo.

    He sido y aun sigo siendo un capullo y un tacaño a lo largo de esta vida, creo que más desde que me metí en el mundo de la seducción (Mal entender conceptos, hacerme/creerme el superior a los demas, insultar creyendo que son negas, etc..).

    1. David Jungle

      Me alegro de que te haya molado tío. Se lo que se siente, yo también pasé por esa fase por culpa de la seducción mal explicada o entendida de algunos bonicos jejej

      Un abrazo!

      1. Jota

        ¿Acabas de usar el “yo estuve allí”? xD

        1. David Jungle

          jajaja, puede ser una variante aunque no lo he dicho pensando en esa herramienta

  2. lopez

    David que buen articulo!! Ahora me comprendo mas a mi mismo y veo lo tonto que fui invitando a esas chicas que buscaban solo unas copas gratis y no invitando a amigos de toda la vida que siempre estan a mi lado :S
    Lo que no entiendo muy bien es como puedes ver el sentimiento de reciprocidad que nombras en este articulo con una persona que acabas de conocer por ejemplo, como sabes eso de que no eres el que le va a pagar la copa de la noche?

    1. David Jungle

      Hola Lopez,

      en el caso de que se acerque a ti buscando una copa se hace identificando si esa chica que se ha acercado a ti lo ha hecho por que le gustas o por que quiere sacarte una copa sin más. Con la experiencia tiende a ser bastante sencillo identificar cuando una chica habla coquetea contigo de verdad o cuando lo hace por interés. La observación, la cual no es infalible y también nos pueden engañar, es la que nos guía en este sentido.

      Mi consejo es que si no identificáis esto claramente, juguéis con ella. Si de verdad le interesáis hablará no será necesaria la copa y posteriormente se la puedes ofrecer tu si deseas. Un ejemplo tras la solicitud de que le invites a una copa sería decirle: verás soy una persona muy generosa, no obstante comprenderás que necesite conocer un poco quien se esconde detrás de esa mirada maliciosa a la par que tierna. No me gustaría invitar a una copa a alguien que no la merezca.

      Con una respuesta así aprovecharemos ese espacio que nos da cualificandola y mostrando ingenio.

      En el caso de que sea una chica con la que tienes una cita, nadie te asegura esa reciprocidad. No obstante si consigues seducirla y gustarle, a menos que sea una chica muy agarrada, recibirás reciprocidad por su parte tarde o temprano. Al menos por mi experiencia siempre me acaban devolviendo las invitaciones, si no a una copa a cenar a su casa o cosas así.

      un saludo!

COMÉNTALO

A %d blogueros les gusta esto: